Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La discapacidad no es un problema

La Comunidad presenta la Pilgrim Race, una prueba de bicicleta de montaña de 700 kilómetros en la que participarán cinco personas con problemas físicos

Presentacion de la Pilgrim Race en la Consejeria de Presidencia de la Comunidad
Presentacion de la Pilgrim Race en la Consejeria de Presidencia de la Comunidad

La GAES Pilgrim Race es una prueba de bicicleta de montaña en la que participará el equipo de #somosheroes, un grupo de la empresa Ilunion Hotels integrado por ocho personas  (cinco de ellas con alguna discapacidad). Los participantes se enfrentarán al reto de recorrer los casi 700 kilómetros que unen Madrid y Santiago de Compostela en ocho etapas (del 16 al 23 de julio). Este proyecto pionero ha sido presentado este miércoles por el director general de turismo de la Comunidad de Madrid, Carlos Chaguaceda, que además ha destacado que el recorrido de la prueba permite atravesar siete localidades madrileñas: Tres Cantos, Colmenar Viejo, Manzanares El Real, El Boalo, Becerril de la Sierra, Cercedilla y Navacerrada.

"Esta carrera es una experiencia única y además el kilómetro cero de Madrid es el lugar donde nacen los sueños", ha afirmado Chaguaceda al comienzo de la presentación. Además, el director general destacó que  "se unirán participantes de todo el mundo porque el objetivo es que la iniciativa sea un referente entre las grandes carreras de Mountain Bike (MTB)".

En la Pilgrim Race habrá una parte de competición con marcaje entre Madrid y Sahagún (Castilla y León) de unos 330 kilómetros, y también otro tramo de experiencia personal entre los 395 kilómetros aproximadamente que unen Sahagún y Santiago de Compostela, el destino final del reto. En esta última parte los miembros de #somosheroes podrán pedalear en modo libre, en una ruta compartida con el resto de peregrinos del Camino de Santiago. 

"La Comunidad de Madrid se convierte en el cohete perfecto entre Castilla y León y Galicia. Con esta prueba queremos poner en valor el Camino de Madrid y la accesibilidad", ha comentado Raúl Respaldiza, el director de Zeltior, una de las empresas patrocinadoras del evento.

Minutos después intervino la capitana del equipo, Fina Guimaray, cuya dificultad añadida es que ha vivido durante toda su vida sin uno de sus brazos. "Tengo una adaptación en el manillar de la bicicleta para poder sujetarme y todos los mandos están en el lado derecho", ha aclarado la madrileña, que se confiesa una apasionada de la bicicleta de montaña, deporte que practica desde hace años.

Otro integrante del equipo, Jorge Orejón, aseguró que ha aceptado el reto que supone para el la carrera para demostrar a otras personas con discapacidad "que pueden hacer de todo". Orejón tiene el brazo derecho completamente inmóvil a raíz de haber sufrido un accidente de tráfico. "Todos los frenos y cambios los llevo adaptados a la mano izquierda gracias a un mecánico que me ayudó.

Habrá tramos complicados que no pueda realizar encima de la bicicleta, pero encontraré la manera de superar esos obstáculos", ha asegurado. Orejón compite en triatlón desde hace años y entrena prácticamente a diario para prepararse para la Pilgrim Race. "Pedalearemos cada día en este gran desafío", concluyó emocionada la capitana del equipo al término de la presentación. Santiago de Compostela espera a los ocho héroes frente a la catedral dentro de 41 días.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información