Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo partido de izquierdas arranca con una promotora de 120 personas

La confluencia activará este martes una página web con el manifiesto Un país en comú

Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem, y Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en la reunión de grupo promotor.
Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem, y Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en la reunión de grupo promotor.

El nuevo sujeto político de izquierdas empezó este lunes a caminar con una reunión del grupo promotor, que integrarán 117 personas. El proyecto se divulgará hoy a través de las redes sociales en una página web que se denominará Un país en común, que es el título del manifiesto y del proceso participativo. El texto hace un llamamiento a la ciudadanía a participar en el proceso bajo la premisa de dos ideas: son soberanistas para decidirlo todo y persiguen la igualdad social.

La primera reunión del grupo, a la que asistió la alcaldesa Ada Colau, se celebró en la nueva sede de Barcelona en Comú, en la calle de Marina en Barcelona. Los miembros de la promotora han sido elegidos aplicando el criterio territorial o por ser relevantes en diferentes ámbitos. Entre ellos, figuran, además de diputados y concejales de los partidos confluyentes —Iniciativa, BComú, Podem y  Esquerra Unida— e independientes. Los nombres más relevantes son Arcadi Oliveras (catedrático de Economía); Vicenç Navarro (de Políticas Públicas) Joan Subirats (de Ciencias Políticas) o Manolo Tomàs, portavoz de la plataforma en Defensa del Ebro. Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem, rechazó que los partidos hayan aplicado cuotas en la selección.,

Los impulsores, que se definen como soberanistas y progresistas, han activado la página web que hará un llamamiento a la ciudadanía para que se sume al proyecto. El proceso participativo empezará en enero y en el se invitará a debatir sobre seis ejes: un nuevo modelo económico y ecológico; una sociedad justa e igualitaria; un país soberano —“Desde de la fraternidad, queremos decidirlo todo”, apuntan en un mensaje que evoca al tradicional discurso de Iniciativa; “feminizar” la política; un país diverso —dicen que son los únicos que pueden garantizar que Cataluña sea justa, solidaria y cohesionada— y una política sobre el equilibrio territorial.

Los catedráticos Arcadi Oliveras, Vicenç Navarro o Manolo Tomàs, portavoz de en defensa del Ebro, integran la promotora

Bajo esos ejes, se elaborarán los documentos que nutrirán a la futura ponencia que se debatirá en la asamblea constituyente prevista para final de marzo o abril. El manifiesto sostiene que el objetivo es lograr un espacio que ayude a crear un nuevo “bloque histórico del cambio” para una nueva época. “La hegemonía conservadora agoniza acosada por casos de corrupción y los recortes”, dice en alusión a la extinta Convergència. Por contra, el llamamiento no se explaya en el referéndum, la histórica bandera de En Comú Podem, y pone el acento en ampliar el sentido de soberanía para “no reducirlo a un único tema sino que ha de ser un ansia para decidir nuestro futuro en todas las cuestiones”.

El modelo organizativo será vital y su discusión queda aparcada. “Somos hijos de una nueva época y de un nuevo ciclo que pide poner el bien común sobre las siglas”, señala el texto. Los socios —caso de Podem o ICV— apuestan por la confluencia pero rechazan desaparecer. Xavier Domènech, portavoz de En Comú Podem, reiteró su máxima de que el “todo está por encima de las partes”. La idea es que el espacio sea “la construcción de una alternativa” que aspira a atraer a votantes de izquierdas. “Queremos seducir a la mayoría del país y construir juntos esa mayoría”, dijo Domènech que apuntó que el proyecto trasciende a las citas electorales.