Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau multa con 3.300 euros a la entidad que puso una pantalla para ver a la selección

Los organizadores sólo tenían permiso para manifestarse o concentrarse en la plaza Catalunya

El acto de Barcelona con la selección en plaza Catalunya.
El acto de Barcelona con la selección en plaza Catalunya.

El Ayuntamiento de Barcelona ha sancionado a la asociación Barcelona con la Selección por haber instalado, sin el permiso correspondiente, una pantalla gigante en medio de la plaza de Cataluña, según ha avanzado hoy el diario El Mundo. El secretario general de la asociación, Manel Hernández, ha confirmado que han recibido la sanción de 3.300 euros y ha anunciado que pagarán antes de viernes para poder acogerse a la bonificación del 50%.

Los hechos se produjeron el pasado 27 de junio, durante el partido España-Italia del Eurocopa, que acabó con la victoria italiana y la eliminación española. Barcelona con la Selección había pedido permiso para instalar una pantalla gigante durante el partido en la plaza de Catalunya o en la avenida de Maria Cristina, pero el Ayuntamiento de Barcelona no se lo concedió, alegando que podría provocar molestias a los vecinos. La asociación, que se constituyó el pasado mes de febrero, optó entonces por pedir permiso a la Generalitat para manifestarse en la plaza de Catalunya a la misma hora del partido de fútbol. Cuando llegaron a la céntrica plaza, aparcaron en medio un camión que servía de pantalla y emitieron el partido. La Guardia Urbana les pidió que se retiraran pero "el equipo legal de la asociación nos dijo que teníamos todo el derecho", explica Hernández, de forma que no se marcharon y el Ayuntamiento abrió un expediente sancionador. La sanción municipal denuncia que los organizadores no tenían licencia para ocupar el espacio público, ni para organizar una actividad de concurrencia pública. Tampoco disponían de un plan de autoprotección, según fuentes municipales.

Pero desde la asociación están convencidos que detrás hay "motivos ideológicos" y se consideran "perseguidos" por el Ayuntamiento. Hernández justificó esta acusación recordando que el actual gobierno municipal sí que ha permitido grandes actos en la vía pública, "como el desfile del Barça después de ganar la liga o el acto de campaña de Junts pel Sí", antes de las elecciones del 27 de septiembre.

Hernández ha explicado también que han iniciado una campaña desde las redes sociales para recibir donaciones económicas y poder afrontar la sanción y se ha mostrado optimista: "Cuando nos abrieron el expediente recibimos llamadas de personas que se ofrecían para ayudarnos a pagar la multa".