Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un chiringuito de aires playeros en Malasaña

El espacio Casa Corona ofrece talleres, surf y tumbonas con un ambiente litoral

La Casa Corona en el número 15 de la calle San Mateo.
La Casa Corona en el número 15 de la calle San Mateo.

Cada vez cuesta menos quedarse en la capital en verano: terraceo, piscinas, tintos de verano y cañas. Propuestas a las que ahora se une una playa. Un poco de mentirijilla, pero una playa al fin y al cabo. En el número 15 de la calle San Mateo han creado un espacio que intenta trasladarnos a la orilla del mar. No hay olas, pero casi se sienten

Hasta el 10 de julio, la Casa Corona pretende aliviar el rigor estival a los madrileños llenando el espacio de música, deporte y creatividad. Este fin de semana invita a aprender a decorar tablas de skate con la gente de Pukas. También habrá una sesión de yoga, talleres de artesanía y radio en directo. El verde, que decora el espacio dándole un punto de frescor en mitad del negro asfalto, se potencia con un huerto urbano, que también tendrá una modalidad de taller, comandado por la gente de Cityconfidencial, un grupo de chicas que dejaron su vida de oficina para dedicarse al cultivo y los do it yourself.

Este espacio efímero, perteneciente a una fundación creada para la educación de las mujeres durante el franquismo, es un palacete con patio del siglo XIX. Una escalera da paso a una recepción donde se entregan gafas de realidad aumentada para viajar a Menorca durante un ratito. Pero hay más motivos para quedarse: una hilera de mesas con forma de tabla de surf acogen a los visitantes en modo chill out. Las dos camas que hay a continuación ayudan a crear una atmósfera de isla veraniega. Su bar es un espacio perfecto para ver caer el calor de la ciudad antes de la medianoche (hora de cierre del local y que abre de miércoles a domingo).

En su patio así como en sus estancias se anima a echar el freno al estrés de la metrópoli y a disfrutar del tiempo, ya sea en forma cervezas afterwork o disfrutando de sus actividades. Los surferos podrán aprender posturas básicas de este deporte (este fin de semana y el siguiente). No hay olas, el surf es en seco. Pero a falta de playa, puede servir de consuelo para los amantes de este deporte o como curso de iniciación a los neófitos.

A partir del miércoles día 6, se añaden a la agenda un taller de cócteles y otro de costura de tote bags (bolsas de tela similares a las que se usan bien para ir a la playa bien para hacer recados). Además, conciertos acústicos y otra propuesta impartida por instagramers. Este fin de semana, la capital celebra su fiesta grande con el Orgullo, pero si alguien se cansa de la multitud, siempre puede dejarse caer por este chiringuito urbano. Alguna tumbona le estará esperando.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram