_
_
_
_
_

Un policía se suicida con su arma tras 8 horas atrincherado en un restaurante de Alcobendas

El agente, que se adentró en el bar con los clientes dentro, disparó tres veces al aire

Foto: atlas | Vídeo: Atlas

Un inspector de la Policía Nacional, Óscar M. D., de 46 años, se ha suicidado en la noche del martes tras permanecer atrincherado en un restaurante chino de Alcobendas durante más de 8 horas. El agente, que había sufrido un grave problema personal por la mañana, había dejado una carta en su cuenta personal de Facebook. En ella anunciaba que se iba a quitar la vida.

Más información
Dos guardias civiles evitan un suicidio en la autovía A-6
Un vigilante de seguridad se atrinchera en su casa y amenaza con suicidarse
Dos antifascistas, graves al ser agredidos por neonazis

Destinado a los servicios centrales de la Dirección General de la Policía, el agente ha permanecido en el interior del local hasta las 22.38 horas, cuando se ha oído una detonación. Se había disparado con su arma reglamentaria. Los especialistas del GEO entraron en tromba y al grito de "policía". En cuestión de segundos, reclamaron al médico de la UVI móvil del Summa que estaba en la zona de preventivo. Intentaron reanimarle durante más de 40 minutos pero, dada la gravedad de las lesiones que presentaba, solo pudieron certificar la muerte.

El agente, a los que todos describieron como una persona "muy buena" y un "extraordinario compañero", había estado destinado hasta hace seis meses en la comisaría de Alcobendas. De hecho, habló con un excompañero suyo de esta comisaría y con otro de Ávila para ver si deponía su actitud.

El hombre se había refugiado en el restaurante chino Yin He, situado en la avenida de la Valdavia, cerca de la estación de cercanías y de una gasolinera, pasadas las dos de la tarde. En el local solo se encontraba este inspector, según fuentes policiales, ya que el resto de personas han podido salir. Además de los dos negociadores de la Policía Nacional, también acudieron un psicólogo del cuerpo y especialistas del Grupo Especial de Operaciones, por si fuera necesaria su intervención.

Los dos negociadores, adscritos a la Comisaría General de Policía Judicial, han intentado tomar contacto con el agente, pero este ha realizado tres disparos intimidatorios al aire mientras decía que no quería que nadie entrara en el local. Los agentes le han encontrado muy nervioso y fuera de sí.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las primeras investigaciones apuntan a que el hombre utilizó su arma reglamentaria. Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía han informado de que el inspector, perteneciente a la División de Personal con sede en la avenida de Pío XII (Chamartín), ha sufrido esta mañana un problema personal y que al poco ha puesto un mensaje en su cuenta personal de Facebook anunciando que se iba a suicidar. Al ver el texto, lo han localizado a través de la Brigada Provincial de Información y han logrado hablar con él alrededor de la una y media de la tarde. Unos 20 minutos después se ha atrincherado en los servicios del restaurante chino. Esto ha permitido que saliera todo el mundo del establecimiento sin que se produjeran incidentes ni heridos.

Un hecho similar ocurrió el 8 de marzo también en Alcobendas, cuando un vigilante de seguridad en paro se guareció en su casa y amenazó con suicidarse. Al final, la policía consiguió evitar el fatal desenlace.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

F. Javier Barroso
Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_