Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

A vuelta de bisagra

El proyecto '¿Qué se esconde tras las puertas?' compagina teatro y fotografía además de una edición de textos teatrales

Equipo organizador del ciclo '¿Qué se esconde tras la puerta?'.
Equipo organizador del ciclo '¿Qué se esconde tras la puerta?'.

Detrás de 27 puertas se esconden 27 dramaturgos de diferentes generaciones: Juan Mayorga, Ernesto Caballero, Alberto Conejero, Denise Despeyroux, Ignacio García May, Laia Ripoll, José Padilla, Antonio Rojano, María Velasco, Blanca Doménech y un largo etcétera. ¿Y las puertas? ¿Quién pone las puertas? Pues la fotógrafa Laura B. Fernández que recorrió Madrid y fotografió 27 de esas válvulas cotidianas que permiten el paso a nuevos espacios, cada una con unas características particulares. Y a partir de cada foto, cada dramaturgo escribió un breve texto teatral especulando con lo que habría a vuelta de bisagra.

Este proyecto, que compagina teatro y fotografía (y del que ha salido también un libro), se llama ¿Qué se esconde tras las puertas? y se presentó anoche en el teatro María Guerrero del Centro Dramático Nacional (CDN), dentro del ciclo de actividades Marzo mes del teatro. La idea le surgió al director andaluz Pablo Canosales hace aproximadamente un año, con motivo del Día Mundial de Teatro. “Existe un poco de miedo cuando llamamos a una puerta. A veces, terror”, escribe el creador del proyecto, “el miedo es nuestra sombra y no se va aún cuando llega la noche. Tras una puerta se encuentra lo desconocido, lo mágico… Llamar a una puerta supone salir de la zona de confort ya que nunca se sabe lo que puede ocurrir”.

En la presentación, un casting actoral (es decir, los que están delante de las puertas, los que abandonan esa zona de confort) formado por nombres como Carmen Mayordomo, Víctor Nacarino, Silvana Navas, Txabi Pérez, Nacho Sánches y Camila Viyuelamaterializó el proyecto “semi-montado”: la idea es que la iniciativa obtenga algo de financiación y se pueda llevar a cabo de forma completa. Esperemos que detrás de estas puertas no se esconda una tapia de ladrillo de esas que bloqueen los sueños de la gente.

Además, la editorial especializada en textos teatrales Antígona lanza un libro homónimo que recopila los 27 de textos, de tal manera que si finalmente la cosa no sigue adelante, al menos podremos conformarnos con mirar por el ojo de la cerradura y leer a esos dramaturgos agazapados tras las puertas.