Cinco investigados por la contratación de la cuñada de Carmela Silva

La juez aprecia indicios de prevaricación, malversación y falsedad documental y sospecha que el empleo en la concesionaria municipal de Vigo fue ficticio

Abel Caballero y Carmela Silva charlan en una carnicería, antes de presentar un concurso de tapas en Vigo.
Abel Caballero y Carmela Silva charlan en una carnicería, antes de presentar un concurso de tapas en Vigo.LALO R. VILLAR

La contratación bajo sospecha de una empleada del Ayuntamiento de Vigo que investiga un juzgado de la ciudad tiene visos de convertirse en otro quebradero de cabeza para los socialistas gallegos. Un caso que salpica a la primer teniente de alcalde y presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, cuñada de Vanesa Falque, quien supuestamente cobró un sueldo con un contrato ficticio.

Más información

Tras la denuncia que hace más de año y medio presentó en la fiscalía la plataforma ciudadana Xuntos, la titular del juzgado de instrucción número 7 de Vigo ha apreciado la comisión de varios delitos (prevaricación, malversación y falsedad documental) en la contratación por un servicio municipal de la cuñada de Carmela Silva, cuando esta era concejal en la ciudad y diputada nacional y no había dado todavía el salto al ente provincial.

La juez ya ha ampliado a cinco el número de investigados, entre ellos la propia Falque; el concejal de Empleo y Participación Ciudadana, Santos Héctor Rodríguez; el funcionario jefe de Participación Ciudadana, Francisco Gutiérrez Orue, y dos representantes de Imesapi, la empresa concesionaria de servicios municipales. Los dos últimos comparecieron hasta ahora como testigos en el procedimiento pero ahora se les ha imputado como colaboradores necesarios en un presunto fraude.

Según la investigación, la cuñada de Silva fue contratada para realizar unas encuestas sobre el servicio que prestaba la empresa en centros cívicos, pero en las facturas pagadas por el Ayuntamiento que preside Abel Caballero no figura quiénes las hicieron por lo que no hay pruebas de que en realidad se llevaran a cabo.

Los representantes de Imesapi declararon que no llegaron a conocer a los encuestadores, mientras Vanesa Falque tampoco supo aclarar su participación porque, según afirmó en el juzgado, no tuvo acceso al tratamiento de datos. Y el concejal Santos Héctor, como responsable de los centros que gestionaba Imesapi, aseguró que no conocía siquiera a la cuñada de Carmela Silva.

Con este enredo, las sospechas de la instructora se centran en el pago de 128.582 euros realizados por el Ayuntamiento a la empresa contratante de Vanesa Falque porque “no se justifican” y siembra “fundadas dudas” de que con ese dinero se habría compensado a Imesapi por contratar a la cuñada de Silva, según un auto judicial al que ha tenido acceso Europa Press.

Para acelerar las diligencias, la juez ha citado ya como investigados a los responsables de la concesionaria, Ramón Comesaña y José Antonio Míguez, para que declaren el 27 de abril y al día siguiente lo harán de nuevo Vanesa Falque y Francisco Gutiérrez.

La denuncia de la plataforma ciudadana también apuntó a otros cuatro casos similares como empleados de servicios de atención al público, conserjerías de los centros cívicos de Vigo y oficinas periféricas gestionados por Imesapi. Su coordinador, Carlos González, ratificó en su escrito ante la Fiscalía hasta 16 empleos "ficticios” de familiares de dirigentes del PSOE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción