Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivado el caso de Eva Blanco tras morir el supuesto autor

La juez ha recibido la inscripción del fallecimiento en el registro de Alcalá

La titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Torrejón de Ardoz decretó ayer el archivo definitivo de la causa abierta por la muerte de la vecina de Algete Eva Blanco, de 16 años, violada y asesinada en abril de 1997. La juez ha tomado esa decisión después de que el supuesto autor del crimen, Ahmed Chelh Gerj, se suicidara colgándose con sus cordones en la celda que ocupaba en la cárcel de Alcalá Meco.

El suicidio de Ahmed Chelh se produjo la madrugada del viernes 29 de enero y fue descubierto por los funcionarios de la prisión al ver que no salía el recluso. Hasta principios de diciembre, el supuesto autor de la muerte de Eva Blanco estaba acogido al protocolo antisuicidios por orden de la juez instructora del caso. Sin embargo, su evolución dentro del penal hizo que la dirección del centro se lo retirara.

El día de su muerte y antes de que llegara la noticia al juzgado, la titular había notificado a las partes, entre ellas la acusación particular ejercida por los padres de Eva Blanco, la conclusión de la instrucción y la apertura de juicio oral. La juez pidió un informe detallado de las circunstancias de la muerte de Chelh y por qué se desobedeció su orden de mantener el protocolo antisuicidios.
El auto firmado ayer por la juez de Torrejón, y contra el que cabe recurso, entiende que procede el archivo de la causa, ya que se ha extinguido la responsabilidad criminal del único procesado. El juzgado la archiva justo después de recibir por parte de los responsables del Registro Civil de Alcalá de Henares el certificado de defunción de Ahmed Chelh.

El supuesto autor fue detenido en Besançon (Francia) tras haber analizado el ADN de su hermano, que todavía reside en Algete, y cuya coincidencia con el perfil genético del semen hallado en el cuerpo de Eva Blanco era del 97%. Los investigadores de la Guardia Civil se centraron en la población de origen norteafricano que residía en Algete y en los municipios cercanos, al recibir un informe de la Universidad de Santiago de Compostela sobre el perfil del agresor.

Los agentes de Homicidios descubrieron que el hombre se había marchado dos años después del crimen a Francia, mientras que sus dos hermanos se habían quedado a vivir en España. Tras la detención, Chelh fue trasladado a España tras decretarse su extradición. La juez ordenó su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información