Usuarios de Guadalajara se quejan de no poder recargar el abono transporte

La empresa concesionaria de los equipos aún no ha facilitado los terminales en todos los estancos de la provincia

Dos usuarios se intercambian una Tarjeta de Transporte Público de Madrid.
Dos usuarios se intercambian una Tarjeta de Transporte Público de Madrid.

Los usuarios del transporte público de Madrid en Guadalajara se quejan de que no pueden recargar su nuevo abono mensual en muchos de los estancos de la provincia manchega. El 1 de enero desapareció el formato tradicional de banda magnética y, desde entonces, ya solo se puede utilizar la Tarjeta de Transporte Público (TTP) en todas las modalidades de abonos y zonas. Para recargarla es necesario un terminal que la mayoría de los estancos aún no ha recibido, aunque todos coincidien en que lo han reclamado a Logista. La empresa logística que se encarga de distribuirlos confirma que los dispositivos solo están disponibles en 12 de los 24 estancos de la provincia y que en los próximos días un técnico pasará por el resto de negocios para instalarlos.

Más información

"He tenido que recorrer todo Azuqueca de Henares (una población de 35.500 habitantes y tres estancos) para recargar mi tarjeta. No es el fin del mundo, pero es una pérdida de tiempo innecesaria", relata Rosa Morales, que paga 110,60 euros al mes por utilizar su tarjeta. En su opinión, sería positivo que en las estaciones de tren se pudiera renovar la suscripción. "Ahorraría molestias", dice. De momento no se puede, pero sí se permite recargar en las estaciones de Metro y más de 800 cajeros.

No solo se quejan los usuarios, también lo hacen los estancos. "Hemos recibido el terminal, pero nos falta aún otro aparato para recargar", explica Ignacio Encina, empleado de la expenduría número 1 de Azuqueca de Henares (Guadalajara). Cuenta que ha demandado en varias ocasiones el instrumento y que en todas ellas Logista les ha asegurado que se lo iban a instalar pronto. "Pero aún estamos esperando", sentencia. "Nos dijeron que habían despedido a la persona que los repartía y que iban a tardar un poco más. Solo me dan largas". Encina también certifica que estos terminales se pusieron en cuatro entidades bancarias de Azuqueca, pero que "no funcionan".

En otro estanco de la localidad alcarreña, la expenduría número 3, el terminal aún no ha llegado. Pedro Blanco critica la mala organización de Logista y del Consorcio de Transporte de Madrid. "A medidados de diciembre se nos comunicó que el abono magnético dejaba de emitirse. Ahora llegan los usuarios y no podemos recargarles la tarjeta, aunque muchos aún no saben siquiera que ha cambiado el formato, hay mucha desinformación". Es el caso de Nikolaeva Georgieva, una mujer búlgara que lleva viviendo 10 años en el municipio. Pregunta dónde puede tramitar la nueva tarjeta. En opinión de Blanco, el Consorcio debió mantener el uso del anterior abono hasta que todos los puntos de venta dispusieran del terminal. "Los usuarios vienen y como no tenemos el aparato, los clientes se van a otro sitio".

Estancos con terminal

En Azuqueca se van a la expenduría número 2, que sí cuenta con el terminal desde medidados de diciembre. Su negocio está en la avenida Torrelaguna, de camino a la estación de tren. Aprovecha el hueco que le dejan los clientes para contar que Logista le explicó que no disponía de instrumentos suficientes para recargar las TTP y que los primeros los habían destinado a los lugares que más vendían. "A mí me hacen un flaco favor, porque tengo que sacar tiempo de camino al trabajo para recargarlo", relata Cecilia Tejado. Ella paga por su tarjeta 20 euros porque, al tener menos de 26 años, se beneficia del descuento para jóvenes que entró en vigor en octubre, una de las medidas estrella de la presidenta regional, Cristina Cifuentes. Antes costaba 78 euros.

"En Guadalajara somos cuatro los estancos (hay 17) los que contamos con el terminal", exclama Marta Molina, dueña de la expenduría número 3 de la capital alcarreña, situada en la calle de la Condesa, en pleno centro de la ciudad. "Se mete la tarjeta y en la pantalla introduces el tipo de recarga. Luego te aparece hasta qué fecha se puede usar". Fue de las primeras en Guadalajara en tener el dispositivo, que Logista le facilitó en noviembre. Desde entonces lo está esperando Gonzalo González, titular del estanco número 6. "Estamos muy descontentos. Aunque los beneficios no son muchos por ofrecer el servicio, siempre es una ayuda para el negocio. Llevo dos meses solicitando el terminal y aún no lo tengo. Los clientes ya, ni preguntan".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción