Gimeno aspira presidir de nuevo el TSJC pese a la mayoría conservadora

Tres candidatos optan a presidir el órgano que investiga a Mas por la consulta del 9-N

De izquierda a derecha, Miguel Ángel Gimeno, Jesús María Barrientos y Fernando Lacaba, candidatos a presidir el TSJC.
De izquierda a derecha, Miguel Ángel Gimeno, Jesús María Barrientos y Fernando Lacaba, candidatos a presidir el TSJC.

El magistrado progresista Miguel Ángel Gimeno aspira a repetir como presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) pese a la mayoría conservadora que impera en el Poder Judicial. Gimeno, que pertenece a Jueces por la Democracia, optará a la reelección junto a otros dos candidatos: Fernando Lacaba, de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura, y Jesús María Barrientos, de la moderada Asociación Francisco de Vitoria.

El TSJC es el órgano que investiga, entre otros asuntos, la querella contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, por la consulta del 9-N. Y el que deberá ejecutar, llegado el caso, las resoluciones que el Tribunal Constitucional dicte sobre el proceso soberanista en Cataluña. De ahí que la presidencia del TSJC sea la pieza clave en la renovación del poder judicial, que afecta este año a otras cinco comunidades autónomas: Andalucía, Castilla la-Mancha, Castilla y León y la Comunidad Valenciana.

La decisión corresponde al Consejo General del Poder Judicial (CPGJ) que preside Carlos Lesmes. La mayoría conservadora de los vocales del Consejo invita a pensar, señalan las fuentes judiciales consultadas, que Gimeno no repetirá en el cargo. La coincidencia con el cambio de presidente en los tribunales superiores de otras comunidades, sin embargo, le da cierto margen de maniobra: “En ocasiones hay intercambio de cromos y eso puede beneficiar a Gimeno”, subrayan. Gimeno se ha presentado porque es el único candidato con cierta proyección de Jueces por la Democracia en Cataluña y porque goza del pleno apoyo de la asociación, precisan las mismas fuentes.

Junto a la orientación de los vocales, también juega en contra de Gimeno su papel en la querella del 9-N. El magistrado tardó nueve meses en citar a declarar como imputado a Mas, a la exvicepresidenta Joana Ortega y a la consejera de Enseñanza Irene Rigau por un delito de desobediencia. Lesmes le trasladó su malestar en un encuentro el pasado verano.

El aspirante que, en principio, parte con ventaja para ser nombrado presidente del TSJC es el conservador Fernando Lacaba, que preside la Audiencia de Girona desde 2001. Lacaba, que también es miembro de la sala de Gobierno del tribunal, ha mostrado en diversas ocasiones su disposición para dar un paso adelante.

José María Barrientos, por su parte, preside la sección octava (penal) de la Audiencia de Barcelona y ejerce como magistrado de refuerzo en el TSJC. Barrientos participa tanto en juicios como en la sala de recursos del alto tribunal. Su talante moderado puede convertirle en un candidato de consenso, según fuentes judiciales, capaz de concitar apoyos diversos entre los vocales del Consejo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jesús García Bueno

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS