Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE ve una “negociación oscura” entre su diputado rebelde y el PP

El presidente de la Diputación de Lugo dice tener "pruebas" contra su compañero socialista que ahora vota con los populares

Manuel Martínez, un histórico alcalde y diputado provincial del PSOE en Lugo, sigue haciendo temblar a su partido. Después de hacerle perder el gobierno de la Diputación de Lugo en junio por cerrarle el paso a ser presidente de la institución y de posibilitar su recuperación tres meses después a cambio de entrar en la junta de gobierno, Martínez ha decidido ahora vengarse del BNG, la formación que le vetó para ambos cargos por estar imputado y con la que gobierna el PSOE en coalición, votando con el PP en contra de todas sus iniciativas. El presidente socialista del organismo, Darío Campos, ha estallado este jueves contra su compañero de filas y ha asegurado tener “pruebas” de que Martínez ha mantenido una “negociación oscura” con los populares.

Ni siquiera el pasado junio, cuando se constituyó la nueva corporación provincial tras las elecciones municipales de mayo y Martínez entregó el poder al PP, se había escuchado por boca socialista un ataque tan duro contra el también alcalde de Becerreá. El secretario general del PSdeG, José Ramón Besteiro, que presenció en primera fila la traición de Martínez, defendió en todo momento su "honorabilidad". Los últimos acontecimientos, sin embargo, han tensado la cuerda entre el diputado y sus compañeros de partido. El pasado miércoles Martínez y el PP juntaron sus votos para recortar asesores y dedicaciones al grupo popular del BNG, aliado de gobierno del PSOE en la Diputación lucense.

“A mí me daría vergüenza”, le ha espetado este jueves Campos a los populares por esa alianza. El conflicto en el organismo provincial de Lugo ha centrado buena parte del debate en el Parlamento gallego sobre los presupuestos de esta institución. "Está metido en un avispero", le ha replicado el portavoz popular en la Comisión de Economía de la Cámara, José Manuel Balseiro. "Creo que no va a acabar la legislatura".

Que Martínez y el PP voten a la par es, para el portavoz del BNG en la Diputación, Xosé Ferreiro, un “acto de transfuguismo político, sin lugar a dudas, a la altura de Tamayo en Madrid". Ferreiro, que ve un “pacto oculto” entre el diputado díscolo del PSOE y los populares, confía en que los socialistas "reaccionen y actúen". Los nacionalistas deberán echar mano de funcionarios y personal laboral de la Diputación de Lugo ante el recorte de asesores aprobado el miércoles. En esa votación, Ferreiro se quedó solo con una media dedicación, por lo que el portavoz del grupo provincial del Bloque ya ha pedido la reincorporación al instituto de Navia de Suarna donde da clases de matemáticas.

Más información