Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona también es independentista

La candidatura de Junts pel Sí logra una amplia victoria en la capital, donde la izquierda no es capaz de ganar ni en Nou Barris ante el auge de Ciudadanos

Elecciones Catalanas 2015
Seguidores de Junts pel Sí celebran la victoria de la coalición, ayer, frente al Born Centre Cultural.

El independentismo logró ayer recuperar su pieza más codiciada, la ciudad de Barcelona, tras la derrota sufrida por Xavier Trias frente a Ada Colau en las pasadas elecciones municipales. Junts pel Sí logró una holgada victoria al conseguir más del 37% de los votos y 20 puntos de distancia frente a la segunda fuerza, una Ciutadans que osó alzarse victoriosa en el distrito que históricamente más ha votado a la izquierda: Nou Barris. Esta es una de las consecuencias de la gran polarización provocada por el pulso soberanista, frente al que la formación de Albert Rivera, que presentaba a Inés Arrimadas como cabeza de lista, ha logrado situarse mejor que ninguna otra fuerza.

Catalunya Sí que es Pot, llamada hasta hace solo unos meses a plantar cara al actual presidente Artur Mas, obtuvo con el 9,75% de los votos un decepcionante quinto lugar en la capital catalana, por detrás del PSC (11,47%) y la CUP (10,0%). Peor aún peor le fue al Partido Popular del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se hundió hasta la sexta plaza y consiguió apenas el 9,2% de las papeletas depositadas en las urnas.

Junts pel Sí obtuvo la victoria en los otros nueve distritos de la capital catalana, con Ciudadanos siempre en segundo lugar excepto en Gràcia, donde este lugar lo ocupó la CUP.

Pese a la amplia victoria de la candidatura encabezada por Raül Romeva y llamada a llevar de nuevo —con el permiso de la CUP— a Artur Mas a la presidencia de la Generalitat, los datos muestran que la lista unitaria obtuvo 35.000 votos menos que los logrados por CiU y Esquerra Republicana por separado en 2012 (340.000). Buena parte de ellos, 26.000, fueron a parar a Unió, que tras su separación con Convergència se queda fuera del Parlament no sin haberle arrebatado antes un buen puñado de votos a su antiguo compañero de federación.

Por distritos, Junts pel Sí se posiciona como fuerza más votada, a excepción de Nou Barris. Un distrito, el de menor renta de la capital, que resultó imprescindible en la victoria de Barcelona en Comú, que aupó a Ada Colau alcaldesa de Barcelona. La formación encabezada por Romeva consiguió el 32% de los votos en Ciutat Vella y el 46,04,% en Gràcia, su mejor resultado en un distrito de la capital catalana. Sarrià-Sant Gervasi fue su segunda mejor plaza con un 43,69% de los votos.

La CUP mejora sus resultados con respecto a las pasadas elecciones y se sitúa como segunda fuerza en los distritos del de Eixample (10,57%), Gràcia (14,64%) y Ciutat Vella (13,99%).

El PP tuvo que contentarse con un modesto tercer puesto en dos distritos: Les Corts, con 10,83% de los votos y Sarrià con el 11,31%.

Más información