Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

C's nombra a un candidato que alteró las elecciones ‘primarias’ en Terrassa

El partido anuló la votación que ganó González pero luego le designó cabeza de lista

Albert Rivera, líder de Ciutadans.
Albert Rivera, líder de Ciutadans. AFP

Ciutadans concurre en estas elecciones municipales en Terrassa con un candidato que, según la propia dirección, cometió irregularidades en las elecciones internas destinadas a elegir al cabeza de lista. Javier González Delgado, miembro de la ejecutiva nacional y militante desde la fundación de Ciutadans, se presentó a esas primarias el pasado 23 de julio y tres militantes impugnaron el proceso al detectar anomalías. La Comisión de Garantías Ciudadanas concluyó en un dictamen el 17 de diciembre (expediente 17/2014) que los dos denunciados (Javier Delgado y Juan Jiménez Cárdenas) incurrieron en tres faltas "muy graves" que desembocaron en la anulación del proceso. Pese a ello, el partido ya no volvió a celebrar elecciones internas y apostó por Delgado como cabeza de lista en Terrassa.

Javier González es candidato por Terrassa y miembro de la ejecutiva nacional del partido

Fran Hervías, secretario de organización, sostiene que el partido no ha cometido ninguna irregularidad -"Estamos seguros al 100%"- y asegura que aquéllas elecciones no fueron unas primarias estrictas porque las agrupaciones con menos de 150 militantes están exentas de ello -en Terrassa hay un centenar de afiliados- y que solo fue una elección orientativa sin carácter vinculante. En esos caso, el partido acepta que haya votaciones internas pero tiene derecho de veto sobre el candidato elegido. "Los militantes se las toman como primarias pero no lo son", dice. Pese a que Hervías niega que fueran primarias estrictas, la misma agrupación las denominaba con esa terminología.

La situación ha provocado, según varios de los denunciantes, que decenas de militantes hayan abandonado la agrupación. Uno de ellos es Manuel Cuevas, que se postuló en esas elecciones como cabeza de lista y que se ha dado de baja del partido junto a varios afiliados más que comparten su criterio. Junto a Cuevas, que integró la junta directiva y responsable de organización y estrategia, se han dado de baja varios integrantes de la Agrupación: Jorge García, exmiembro de la Junta y responsable de las redes sociales y el bloc; Jessica Pérez,responsable de la sectorial de derechos y libertades; José María Parrondo, coordinador del Grupo de Trabajo Estratégico y militantes como Mercedes Duce y Alejandro Pérez.

Estamos seguros al 100% que no ha habido irregularidades", dice Fran Hervías

Los afiliados que presentaron la queja ante la Comisión de Garantías no alcanzan a comprender por qué González fue designado candidato pese a que contravino los estatutos del partido que tiene la transparencia como uno de los ejes de la formación. Su desencanto, sin embargo, se remonta ya a meses atrás: tras recibir la denuncia, el partido nombró a una gestora de varios miembros que volvió a integrar González. Varios de los afectados muestran, en cualquier caso, su admiración por Albert Rivera y están convencidos de que no consentiría estas irregularidades de estar al corriente de ellas.

El dictamen de la Comisión de Garantías Ciudadanas aceptó tres de las quejas de los denunciantes: primero, que los demandados incitaron a los afiliados a votar a su candidatura antes de que los aspirantes pronunciaran sus ponencias en defensa de su programa; segundo, que les entregaran las papeletas antes de esas conferencias indicando "donde tenían que poner las cruces de la votación" y, tercero, que hubo desorden en todo el proceso. En su pliego de descargos, González dice que no recuerda si entregó papeletas en blanco y niega rotundamente que aconsejara nadie el sentido del voto.

Pese a ello, la resolución de la Comisión de Garantías es concluyente: "Cualquier elección en nuestro partido debe tener todos los componentes de limpieza, igualdad y libertad para todos los elegibles (...) quedando plenamente acreditados los hechos denunciados", señala. Y agrega: "Ciudadanos debe huir de las formas arcaicas de hacer política y de los estilos y patrones que ha llevado a la gran desafección política por o que se ha de conjugar el modelo legal con ciertas formas estéticas de hacer política y que nos hagan estar orgullosos de pertenecer al partido". La resolución únicamente rechaza una de las objeciones de los denunciantes que acusaron a González de haberse reunido en un bar con afiliados antes de la votación.

La dirección del partido sostiene que en Terrassa fue solo una votación orientativa.  "Si la Comisión de Garantías la denomina elección interna se equivocó", ha afirmado Hervías que admite, en cualquier caso, que en el proceso hubo falta de igualdad y pluralidad. El dirigente sostiene que el dictamen no asocia literalmente el nombre de González a Delgado y atribuye las anomalías al resto de miembros de su candidatura. Por ello, ve razonable que formara parte de la junta gestora de la Agrupación creada tras anularse las primarias. A su juicio, los denunciantes solo persiguen dañar la imagen de Ciudadanos y de su líder Albert Rivera y niega la baja de militantes. "Javi González no es un cualquiera. Es responsable de Acción Política y está comprometido con el proyecto", ha señalado. "Quienes se quejan no conocen los Estatutos ni aceptado su derrota".