El PP rechaza debates electorales con Mareas y Ciudadanos

El presidente Feijóo minusvalora candidaturas que “aún no se conocen”

De cara a las elecciones municipales del próximo 24 de mayo el PP está dispuesto a celebrar debates electorales en grupo, no solo entre dos candidatos, pero limitados a partidos que ya tengan representación en cada una de las ciudades. Así lo explicitó ayer el presidente de la Xunta y del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien rechazó que los candidatos populares debatan con otras fuerzas como las plataformas de unidad o Ciudadanos, a las que algunos sondeos pronostican su entrada en varias ciudades, porque, según dijo, en esas formaciones hay candidatos que “aún no se conocen” o alianzas “que se forman en una semana y se deshacen en la siguiente”.

 Que los participantes en esos debates pertenezcan a fuerzas que ya tengan representación en cada corporación es para Feijóo un “criterio incontestable”. De lo contrario, dijo, si hubiese que debatir con todos los candidatos, “a lo mejor sería difícil encontrar local para que todos estuviesen representados, porque podría haber 10 o 15 listas, líderes y programas”. “No sé si eso será muy útil para los ciudadanos”, sentenció.

Feijóo también criticó que “todos” los restantes partidos que se presentan a las municipales al margen del suyo “lo que pretenden es que el PP no gobierne aún ganando las elecciones”. Por ello, considera que lo “lógico” es que los candidatos populares debatiesen en cada ciudad con un único representante de “esa coalición oculta”. “Pero como no se van a poner de acuerdo, debatamos al menos con los que tienen representación”, insistió. Ese planteamiento cerraría las puertas, por ejemplo, a un debate en el que estuviese presente Compostela Aberta, a la que el propio PP ve ya como segunda fuerza en Santiago, y amenaza con abrir un conflicto en A Coruña, donde Esquerda Unida tienen un concejal pero concurre ahora integrada en Marea Atlántica, para la que también se prevé un importante resultado electoral.

Por su parte, el Colexio Profesional de Xornalistas de Galicia, que ya hizo pública su disposición a organizar debates en todas las ciudades, insistió ayer por boca de su decano, Xosé Manuel Pereiro, en la necesidad de que se realicen siguiendo “criterios periodísticos” y no como un simple reparto de tiempos en función de los últimos resultados electorales. En esa propuesta, “sin condicionantes y abierta a todos los medios de comunicación”, tendrían cabida otras formaciones además de las que ya cuentan con concejales.

Feijóo se refirió a las elecciones municipales en su comparecencia ante la prensa posterior a la reunión semanal de su Gobierno. En ella se mostró preocupado “por el desmembramiento del nacionalismo y de la izquierda”, no por sus resultados electorales sino por la dificultad que ello le supone para contar con “interlocutores útiles” para servir a los ciudadanos.

El presidente también negó que el PP tenga “una estrategia concreta para hacer una repesca” de exmilitantes de UPyD que están abandonando la formación de Rosa Díez, aunque sí les abrió las puertas del partido si comparten sus propuestas ya que, dijo, en el PP, “primer partido” de Galicia, “no hay vetos”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Feijóo responsabiliza a la oposición del futuro de Ence

Varias veces se le preguntó ayer al presidente, Alberto Núñez Feijóo, por el cambio de postura del PP respecto al traslado de la fábrica de celulosa de Ence de la ría de Pontevedra, que antes defendía y que ahora ve negativo. En todas sus respuestas el presidente evitó explicitar su postura personal, tras haber hecho campaña a favor del traslado, y optó por decir que el cambio de opinión expresado por el candidato popular en la ciudad, Jacobo Moreira, es “coherente y valiente”.

“Lo que cambia son dos cosas: una profunda recesión que castiga a todas las comunidades y la legislación, porque quien tiene que decir ahora si una industria se mantiene en dominio público es el Estado”, argumentó Feijóo. Con esos dos elementos, el presidente descargó la responsabilidad del futuro de Ence en los partidos de la oposición y en el Gobierno central. A los primeros, en particular al BNG, que gobierna en Pontevedra, pide que expliciten su postura sobre la factoría y si están dispuestos a perder empleos no solo en la ciudad sino, asegura, en todo el sector forestal gallego.

“Ence es en Pontevedra como PSA Citroën en Vigo o Inditex en A Coruña”, sentenció. En cuanto a la situación legal de la fábrica, cuya concesión caduca en 2018, el presidente recordó que el papel de la Xunta se limita a enviar al Gobierno central un informe que certifique si cumple la legislación ambiental y que será este el que decida si puede seguir en la actual ubicación. Feijóo aseguró que él exigirá las máximas garantías ambientales y una “depuración de la ría al mil por cien”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS