Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Valor será alcalde de Alicante el próximo día 15 de enero

El equipo de gobierno y los grupos de la oposición se reunirán el 5 de enero en sesión extraordinaria para dar cuenta de la despedida de la ya exprimera edil, Sonia Castedo

Miguel Valor será nombrado por el pleno nuevo alcalde de Alicante el próximo 15 de enero, según la decisión conjunta del secretario general del pleno en funciones, Germán Pascual Ruiz-Valdepeñas, y del alcalde interino, Andrés Llorens. Ambos fijaron la fecha después de que el Ayuntamiento registrara ayer la dimisión oficial de la ya exalcaldesa Sonia Castedo, quien el pasado martes se despidió de la ciudad a través de Facebook.

Con casi 70 años, su perfil dialogante y unas formas que contrastan con Castedo serán necesarias para apaciguar a las distintas facciones dentro del equipo de gobierno

Previamente, equipo de gobierno y oposición se reunirán el próximo 5 de enero en sesión extraordinaria para dar cuenta de la despedida oficial de la alcaldesa como marca el Reglamento Orgánico del Pleno. No se espera, según fuentes municipales, que Castedo esté presente en ninguna de las dos sesiones, si bien podría hacerlo si quisiera, tanto en la de renuncia y como en la del nombramiento de su sucesor.

Con casi toda probabilidad, el día que Castedo reaparezca ante los medios será para testificar por segunda vez ante un juez por su imputación en el caso Rabassa. Esta y la otra causa por la que se le investiga, relacionada con un supuesto amaño del plan urbano de la ciudad, son las razones de fondo de su dimisión.

Mes de nervios

Los cinco meses que Valor, hasta la fecha concejal de Cultura y teniente alcalde, pase dirigiendo la ciudad serán posiblemente su último servicio al partido antes de optar a otros ámbitos de la gestión pública, como podría ser la dirección del Teatro Principal alicantino. Con casi 70 años, su perfil dialogante y unas formas que contrastan con el impetuoso carácter de Castedo serán necesarias para apaciguar a las distintas facciones dentro del equipo de gobierno, a la espera de la futura lista electoral.

Su elección, así como la dimisión de Castedo, han sido presentadas como un logro del presidente Alberto Fabra. Este busca convencer a la dirección ejecutiva de los populares de que él es el único remedio contra una corrupción que atraviesa a la formación valenciana desde hace años. Es el PP de Madrid el que decidirá su destino el fin de semana del 23 al 25 del próximo enero.

Tras el designio del candidato autonómico, vendrá el de quien ocupe la primera posición en la lista de Alicante. La propuesta partirá del comité electoral provincial, que el 10 de enero se pondrá a trabajar para consensuar una candidatura que habrá de ser aprobada por el comité electoral y la ejecutiva nacionales.

Más información