Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La basura inunda Madrid Río

Los trabajadores del parque respaldan la huelga indefinida que empezó este lunes

Protestan por el ERE que afecta a 127 empleados, la mitad de la plantilla

Suciedad en Madrid Río debido a la huelga de la empresa de limpieza y jardinería. Ampliar foto
Suciedad en Madrid Río debido a la huelga de la empresa de limpieza y jardinería.

Decenas de papeleras volcadas llenaban ayer las sendas de Madrid Río. La huelga indefinida convocada por los trabajadores del parque empieza a dejar huella. Los 250 empleados que se encargan del mantenimiento de uno de los parques más concurridos de la capital, desde las labores de jardinería a la limpieza diaria, respaldaron ayer la primera jornada de paro, según los sindicatos. La mitad de sus puestos de trabajo penden de un hilo por el expedientede regulación de empleo anunciado por la UTE Parques Singulares, la nueva concesionaria del Madrid Río.

Los trabajadores temían que hubiera despidos desde que la UTE ganó el concurso con una rebaja del 27% sobre el precio de licitación, que el Ayuntamiento ya había reducido un 9% respecto a la cantidad que pagaba a la anterior concesionaria, Urbaser. Aceptó un contrato de 111 millones de euros en ocho años. Y las cuentas no cuadraban. Los rumores hablaban de 100 despidos, pero la realidad ha superado los peores presagios. Los rumores se han convertido en127nombres y apellidos, que se irán a la calle si las negociaciones, que empiezan hoy, no prosperan.

La UTE Parques Singulares aduce que “Urbaser ofertó un aumento de la plantilla de 98 operarios, un 64% más de lo estimado como suficiente por el Ayuntamiento”, porque “los criterios del anterior concurso premiaban el aumento de personal”.

Las protestas, que comenzaron ayer por la mañana con varias asambleas y una acampada en la oficina del paseo de Yeserías, se prolongaron hasta que la policía las disolvió a última hora de la tarde. “Es inviable que mantengan el nivel de calidad del parque con la mitad de efectivos”, considera Javier del Río, miembro del comité de empresa. Es el único de su familia que trabaja. Gana 1.026 euros al mes. Y no sabe qué hará si finalmente está entre los 127 señalados. “¿Dónde voy con 50 años y solo el graduado escolar, si los jóvenes con idiomas y varias carreras se tienen que ir de España porque no encuentran trabajo en ningún lado? Nos condenan a la marginalidad y a mendigar subsidios”. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram