Dos obras llenas de emoción en el segundo concierto de la Filarmónica

Sólidas versiones de Schubert y Brahms por el Artemis Ensemble, Pedrero y Ferrer

El conjunto Artemis Ensemble ha protagonizado el segundo de los conciertos de la temporada que la Sociedad Filarmónica de A Coruña organiza conjuntamente con la Orquesta Sinfónica de Galicia (OSG). Dadas las obras programadas para este concierto –Quinteto en do mayor, D 956 de Schubert, y Quinteto en si menor con clarinete, op. 115 de Brahms, Artemis ha contado con la colaboración de la violonchelista María Victoria Pedrero y el solista de clarinete de la OSG, Juan Ferrer.

Dos obras llenas de emoción en sus pentagramas y en la interpretación de Artemis y sus colaboradores. En Schubert, con un precioso duelo emotivo entre el primer violín de Fumika Yamamura y el violonchelo siempre sólido -y en esta ocasión, sereno y doloroso- de Berthold Hamburger, dentro de un gran trabajo de grupo muy equilibrado y expresivo por su dinámica de gran amplitud y matización. Fue notable el dramatismo logrado en el adagio y en el scherzo afloró toda la dureza soterrada bajo su animadísimo ritmo. En el allegretto final hicieron brotar de su alegre inicio una serena sección central y un final duramente emotivo.

Apenas cinco meses después de su versión en la Real Academia Galega de Belas Artes, la interpretación del Quinteto con clarinete de Brahms por Artemis y Ferrer ha mantenido su línea de gran musicalidad y brillantez, ganando incluso en solidez y color instrumental. Fue como un plato bien cocinado, en el que cada ingrediente conserva su sabor al tiempo que realza el de los demás, enriqueciendo el conjunto de la magistral receta escrita por Brahms.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS