Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Somos una sociedad habituada a la pluralidad lingüística”, dice Mascarell

El acto de presentación de elpais.cat se convierte en un elogio a la cultura en Cataluña

Soraya Sáenz de Santamaría y Ferran Mascarell.
Soraya Sáenz de Santamaría y Ferran Mascarell.

El acto de presentación de la edición digital de EL PAÍS en catalán se convirtió ayer en un elogio de la pluralidad lingüística y cultural que se vive en Cataluña con una aceptación muy amplia en la sociedad. Ese mensaje de diversidad es el que transmitieron también, con matices, la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría y el consejero de cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, el representante del Gobierno catalán en la presentación de la nueva web.

“La diversidad ha sido siempre una de claves que explican la historia de España y de su progreso”, dijo Sánez de Santamaría. Y esa diversidad es “una de las señas de identidad de Cataluña y uno de los componentes esenciales de la marca España”. Por eso celebró que EL PAÍS, “un diario de origen madrileño y que se abre a Latinoamérica”, apueste por la lengua catalana con la web que nació ayer. “Es significativo y educador”, dijo.

“Las lenguas y las culturas se complementan. Una complementariedad que, además, viene a traducirse en un diálogo fraternal, pues ambas lenguas son al mismo tiempo españolas y catalanas, ambas sentidas como propias e intercambiadas sin dificultad por la inmensa mayoría de los catalanes”, aseguró Sáenz de Santamaría.

Mascarell también hizo un elogio de la pluralidad lingüística que vive la sociedad catalana y sus medios de comunicación y se refirió a la comprensión del castellano y del catalán en prácticamente todas las capas de la población. “Somos una sociedad que nos hemos acostumbrado a utilizar la pluralidad lingüística. La sociedad catalana ha hecho del catalán una lengua de uso sin que eso haya implicado renunciar a ninguna otra lengua”, dijo Mascarell en alusión a la manipulación política que en ocasiones se hace a cuenta del uso del catalán.

En este sentido, el consejero se mostró convencido del éxito de la nueva web de EL PAÍS. “Hacéis una apuesta bastante segura, porque desde el punto de vista de Internet, todos los datos son enormemente positivos para el catalán”, dijo, tras confesarse lector desde sus orígenes del suplemento Quadern que se edita los jueves.

"Somos una sociedad

mestiza",  asegura

el consejero de Cultura,

Ferran  Mascarell

El consejero Ferran Mascarell no desaprovechó la ocasión para reivindicar la pluralidad de la sociedad catalana, no solo en el idioma. “Somo un país de memorias plurales, somos una sociedad mestiza, una sociedad democrática que deseamos la máxima participación de la gente para que demuestren sus anhelos”. En sus palabras empezó a adivinarse una referencia al futuro político que vive Cataluña, que Mascarell calificó de “mucha efervescencia política” y que abordó de manera sibilina.

“La gente tiene derecho a imaginar futuros mejores para la sociedad catalana y para todo el mundo, incluso para la española, con más diversidad, más democracia y más pluralidad”, afirmó.

Al final acabó entrando en materia, sin citar para nada la fecha del 9 de noviembre, y mucho menos el proceso soberanista. “Creo que todo lo que está sucediendo en Cataluña no lo debemos interpretar como un problema de identidad, porque no lo es. Lo que está pasando está relacionado con cómo nos gobernamos y cómo distribuimos el poder. Eso es lo que discutimos, no sobre identidades”, precisó el consejero de Cultura de la Generalitat.

Soraya Sáenz de

Santamaría:

"las lenguas y las culturas

se complementan"

En ese sentido, abogó porque se “interprete” mejor a la sociedad catalana. “Queremos una sociedad plural, abierta, donde se expresen tantas opiniones como sean necesarias”, dijo Ferran Mascarell. Si eso ocurriera, precisó, “esta iniciativa sería bien acogida por la sociedad catalana”, de manera que “Cataluña saldría ganando y, si me apuran, España también ganaría”, apostilló.

Al contrario que el consejero de Cultura, la vicepresidenta del Gobierno no aludió a la situación política, ni siquiera de manera tangencial, e insistió en remarcar la pluralidad lingüística y cultural como concepto genérico. “Debe ser siempre sinónimo de riqueza”, aseguró, y más en los medios de comunicación, porque en su opinión contribuye a formar una sociedad más libre y tolerante, con más dinamismo y vocación de progreso, precisó.

Soraya Sáenz de Santamaría finalizó su discurso con una cita del escritor Javier Marías sobre Cataluña. “El español al que importa Cataluña quiere su perfeccción, su plenitud, que sea fiel a su destino y que lo tenga henchido y lleno de futuro”.

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, no tomó la palabra en el acto pero sí realizó unas declaraciones en las que se refirió también a la pluralidad lingúística de Cataluña como un valor a considerar.

Pedro Sánchez:

"quiero poner en valor lo

que nos une y reconocer

la pluralidad de España"

“Hoy quiero poner en valor todo lo que nos une, que es mucho, y reconocer la pluralidad de España, con la rica lengua catalana que queremos que siga siendo una lengua de España”, aseguró el líder de los socialistas españoles. Previamente no había podido evitar referirse a la necesidad de “tener puentes”, un reclamo que suena desde hace meses pero que hasta el momento no se ha materializado en nada entre el Gobierno de Mariano Rajoy y el de Artur Mas.

En otro momento de su discurso Ferran Mascarell no pudo evitar tampoco referirse al pasado de la lengua catalana y al peligro de marginalidad en el que podía haber derivado. “El catalán es una lengua que en algún momento de la historia podía parecer que se perdía”, dijo. Pero nada de eso ocurrió, sino que el sobrevivió a toda clase de regímenes políticos, incluidas las dictaduras, hasta convertirse en un elemento de cohesión de la sociedad y una lengua “universal”, aseguró el consejero.

.

Más información