Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola se niega a cortar la luz en Elche para el disparo de la Palmera de la Virgen

La compañia aduce que podría incurrir en "responsabilidades penales"

Iberdrola ha dicho basta. No cortará completamente la luz del centro de Elche durante los diez minutos previos a la medianoche del 13 de agosto, como viene siendo costumbre de muchos años. Durante ese lapso de tiempo, los ilicitanos se dedican a llenar el cielo de palmeras de fuegos artificiales hasta el lanzamiento a las doce de la medianoche de la Palmera de la Virgen, de la que dicen que es la más grande que se lanza en el mundo.

La Palmera de la Virgen filmada por un videoaficionado el año pasado.

La decisión es polémica porque, a ojos de asociaciones cercanas a la fiesta y del propio Ayuntamiento, la medida tiene “poca sensibilidad” con esta tradición ilicitana que da paso, además, a la celebración durante dos días del drama sacro-lírico religioso de El Misteri, considerado Patrimonio Oral de la Humanidad por la Unesco. La semana pasada, además, la Nit de l’Albà fue declarada Fiesta de Interés Turístico Autonómico por la Generalitat Valenciana.

Esta celebración del fuego, que lleva cinco años retransmitiéndose por internet, es un auténtico alarde de pirotecnia y un orgullo local. Ciudadanos y empresas tiran más de 200 palmeras que surcan los cielos desde las azoteas de los edificios del centro hasta esos diez minutos previos a la hora bruja. Entonces, desde la basílica de Santa María comienza un castillo de fuegos que acaba con la Palmera de la Virgen iluminando la noche.

La alcaldesa, Mercedes Alonso (PP), tuvo que pedir el lunes en un bando a sus conciudadanos y comercios de la ciudad que colaboren apagando las luces para conseguir así que la palmera resalte en la oscuridad completa. El Ayuntamiento, que tiene un contrato por cinco millones de euros con Iberdrola, no encajó muy bien la "negativa" de la empresa, que se escuda en que existen motivos legales para no cortar toda la luz del centro. El Gobierno municipal de Elche manifestó su rechazo a la decisión y la consideró una "falta de respeto a una tradición tan importante como la Nit de l'Albà".

Desde Iberdrola calificaron el modus operandi de la fiesta de “anacronismo”. Sin ánimo de enfrentarse con el Consistorio de la tercera ciudad valenciana en términos de habitantes y economía, en la mercantil aducen que "existe un Real Decreto que no contempla que se pueda cortar la luz en un supuesto como este. No tiene mucho sentido que un cliente de Iberdrola sufra un apagón porque lo decide un tercero, sea el Ayuntamiento o sea Iberdrola", según la empresa.

El corte total del suministro eléctrico en el centro implica dejar sin luz a la estación del tren o los centros de salud, así como la luz de casas donde puede haber personas conectadas a un aparato médico o haciendo uso del ascensor. “Es una situación por la que se puede incurrir en responsabilidades penales”, indicaron las mismas fuentes.

La negativa de Iberdrola viene de dos años atrás, cuando en la Nit de l'Albà de 2012 un accidente con la pirotecnia dejó una treintena de heridos y causó la muerte de Vicente Albarrán, dueño de la pirotecnia que ese día lanzaba la Palmera de la Virgen. Fue precisamente durante esos diez minutos en los que Iberdrola se niega a realizar un apagón cuando estalló la Palmera de la Virgen. En la pasada Nit de l'Albà, la empresa volvió a argumentar sus reticencias si bien este año se ha negado en redondo.

"En las Fallas, cuando se tiran los castillos de fuego junto al río no se corta la totalidad de la luz. El Ayuntamiento corta las luces de la calle y los vecinos colaboran", explicaron desde Iberdrola intentando quitar hierro al asunto.

Después de la Nit de l’Albà los más atrevidos se dedicarán a la guerra de carretillas, donde siempre hay heridos. El año pasado tras 8.000 docenas de cohetes, 2.500 carcasas y 212 palmeras fueron 40 los damnificados por la pólvora, una cifra casi para celebrar si se tiene en cuenta que en la fatídica noche de 2012 fueron 106 personas las que resultaron heridas. Pese a ello, la tradición carretillera no cesa en Elche: este año se espera a 250 carretilleros en la guerra de pólvora, 50 más que en 2013.

Imágenes de la guerra de carretillas en 2010.