Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez investiga posibles irregularidades en la concesión de la marina Bocana Nord

Una querella acusa al presidente del Puerto, Sixte Cambra, de prevaricación

Sixte Cambra, presidente del Puerto de Basrcelona.
Sixte Cambra, presidente del Puerto de Basrcelona.

La adjudicación a Formentera Mar de la marina Vela, ubicada en la Bocana Nord del Puerto de Barcelona, está bajo la lupa de la justicia. Un juzgado admitió a trámite una querella contra el presidente de la Autoridad Portuaria (APB), Sixte Cambra, y su secretario general, Román Eguinoa, por supuesto fraude y prevaricación. El denunciante, Varadero S. L., considera que la APB dio trato de favor a la adjudicataria, propiedad de Nicolas Mayol. En un comunicado, la APB asegura que sus actuaciones son legales y “cuentan con todos los informes que establece la normativa”.

El proyecto de la marina de la Bocana Nord, al lado del hotel W, se remonta a 2010. En marzo de 2011, el Ayuntamiento socialista dio el visto bueno a la operación promovida por la APB. Sin embargo, el concurso no salió hasta octubre de 2012. La polémica suscitada con la reforma del Port Vell por parte del grupo inglés Salamanca Investments —también investigada por la Oficina Antifraude de Cataluña por un supuesto trato de favor y por si su inversión procede de paraísos fiscales— retrasó la licitación. Aunque algunas empresas como Ocibar o Ke Projects mostraron su interés, al final solo hubo una oferta, la de Formentera Mar, que también administra la marina de La Savina, en la isla balear. El proyecto, de 30 millones de euros, prevé 134 amarres para embarcaciones de hasta 40 metros de eslora.

Varadero denuncia que el concurso que ganó Formentera Mar estaba diseñado para “favorecer a un grupo empresarial en detrimento del resto de licitantes”. La querella acusa a la APB de favorecer a empresas de Mayol con terrenos aledaños al de la marina; en uno de ellos, Varadero realiza su actividad económica de reparación de embarcaciones. El texto dice que la adjudicación se hizo sin la publicidad preceptiva. “Los espacios en primera línea de mar adyacentes a la Bocana Nord pasaban a estar controlados por una de las sociedades adjudicatarias de la marina, dos meses antes de la adjudicación del concurso” del puerto deportivo, añade la querella. APB asegura que Varadero busca evitar su desalojo del Puerto.

Más información