Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVV despide a 1.438 trabajadores seis meses después de dejar de emitir

La comisión liquidadora envía este jueves los burofax

Mantiene a 139 trabajadores para finalizar los trabajos de extinción

Los trabajadores de Radio Televisió Valenciana (RTVV) comenzarán a recibir a partir de este viernes los burofaxes en los que se comunica el despido inmediato de 1.438 personas, o su continuidad mientras se desarrollen las tareas de liquidación de la empresa, labor en la que trabajarán 139 personas.

Los despidos definitivos se producen más de medio año después de que la Generalitat mandara apagar las emisiones de Canal 9 y Ràdio 9 el 29 de noviembre del pasado año. Durante este periodo, sólo en el gasto de las nóminas y de las principales obligaciones adquiridas, el Consell se ha gastado una media de 4,5 millones de euros al mes. En el acuerdo entre la empresa y los principales sindicatos (a excepción de CGT, que ha denunciado el acuerdo) se estableció el pago de alrededor de 86 millones de euros de indemnización. 

Así lo han indicado fuentes sindicales presentes en la reunión con la comisión liquidadora de RTVV, en la que se está informando del proceso que se va a seguir para el despido de los trabajadores.

RTVV enviará los burofaxes desde mañana y los trabajadores los recibirán a partir del viernes, mientras que la fecha efectiva del despido de cada trabajador será cuando firme la recepción del documento, según informa Intersindical.

Sin embargo han precisado que ello no comporta la conformidad con su contenido ni con la cuantía de la indemnización ni una renuncia a ejercer posibles acciones judiciales futuras.

Fuentes de la empresa han confirmado los términos de la reunión indicados por los sindicatos aunque han precisado que, a partir de mañana se realizan las transferencias y que los burofaxes se envían el viernes, según recoge Efe.

El personal de Correos efectuará hasta cuatro intentos para entregar el burofax, y a partir de ese momento la empresa entenderá que el trabajador ya ha sido informado.

Las mismas fuentes sindicales han señalado que el burofax incluirá la comunicación del despido, un resumen de la memoria del expediente de regulación de empleo por el que se extinguen los contratos de la plantilla, el acuerdo alcanzado y la cifra indemnizatoria que le corresponde a cada trabajador.

Además del burofax, la empresa enviará por correo electrónico a cada trabajador el finiquito que le corresponde, y que incluye el pago de los quince días de preaviso, así como la parte proporcional de la nómina, las vacaciones y otros conceptos pendientes.

Los sindicatos señalan que el proceso de despido consistirá en la transferencia de la indemnización, el envío del burofax y el pago de finiquito, y afirman que la empresa se ha comprometido a atender las reclamaciones que los trabajadores puedan hacer por posibles errores sobre pequeñas cantidades.

Asimismo, han indicado que los liquidadores han explicado que hoy mismo van a recibir todo el dinero para poder pagar el 60 por ciento de las indemnizaciones (51,6 millones de euros menos las indemnizaciones abonadas a los trabajadores afectados por el ERE acometido en 2012), que según lo acordado se debe hacer efectivo ahora.

También han señalado que RTVV ha afirmado que no va a pagar el plus de transporte ni el plus de convenio, hasta que no se pronuncie el Tribunal Supremo, ni la parte proporcional de la paga extra de 2012 (14 días).

Además, la empresa se ha comprometido a pagar aparte los diez días de salario descontados a algunos trabajadores sancionados en 2012 por irrumpir en el plató para protestar contra el ERE inicial.

Según Intersindical, siguen sin fecha para que los trabajadores afectados por el primer ERE reciban la nómina con el desglose de los salarios de tramitación percibidos.

Intersidical ha explicado que, ante la insistencia del comité, la empresa se ha comprometido a enviar el viernes por correo electrónico a todos los trabajadores el certificado de retenciones de IRPF correspondiente a 2013.

"Una vez más, la reunión con los liquidadores ha dejado constancia de la inoperancia de la empresa a la hora de resolver asuntos que deberían haber sido aclarados hace seis meses", han concluido las fuentes sindicales.