Las Fallas más incisivas

La crítica en los monumentos se hace más explícita Se centra en los problemas sociales que más preocupan

Bárcenas intenta entregarle un sobre a Rajoy a través de las rejas en una falla.
Bárcenas intenta entregarle un sobre a Rajoy a través de las rejas en una falla.JOSÉ JORDÁN

La profundización de la crisis, la corrupción política, el cierre de Canal 9 y el descalabro del sistema bancario valenciano han centrado las críticas de las Fallas 2014. Las burlas, habituales en los monumentos, se hacen más incisivas, más explícitas y más ácidas, respondiendo a la sensación generalizada de hartazgo profundo que se ha agudizado con los últimos escándalos conocidos en 2013.

Uno de los temas más recurrentes en los monumentos falleros de este año es el rechazo al cierre de Ràdio Televisió Valenciana, anunciado por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, el pasado mes de noviembre. El ninot más expresivo ha sido el de un Alberto Fabra que, con la pierna y los brazos en alto, da una patada a un logotipo de Canal 9 que agoniza con la lengua fuera. “A nuestra televisión que les dio buenos dividendos cuando no interesa estas gentes le arrean un puntapié”, dice el cartel explicativo adjunto.

El impacto de este ninot ha llegado, como era previsible, a las redes sociales donde ya circulan montajes con una fotografía en la que el propio Alberto Fabra, durante su visita al ninot antes de la plantà, reprodujo la postura que el artista fallero le había asignado en la figura.

Sobres, billetes, rejas y Bárcenas se combinan en casi todas las formas posibles. Desde la imagen del extesorero del Partido Popular en la cárcel, entregando un sobre a Rajoy con supuestas comisiones ilegales, hasta el ninot en el que se le viste de bufón y, dinamita en mano, amenaza con hacer saltar al PP por los aires con el caso Gürtel. Los sobres, como símbolo de la financiación ilegal de partidos políticos, están presentes en muchas de las fallas, asociados a todo tipo de chascarrillos.

El desastre en el sistema financiero valenciano, que ha visto desaparecer entidades al ser rescatadas y fusionadas con otros bancos, los abusos y la venta masiva de participaciones preferentes son otro de los temas principales. La salida de las fallas a la calle ha coincidido con la primera oleada de resoluciones judiciales que condenan a los bancos a devolver las inversiones.

Una de las fallas más críticas con esta situación es el monumento de la comisión de Na Jordana, titulado Tirant lo banc, cuya estructura central reproduce fielmente la fachada de la sede central del extinto Banco de Valencia. Entre sus bancs se encuentran también otras críticas sociales como el banc d’aliments o el banc desnonarme.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La falla municipal es la que menos crítica suele contener y en los últimos años se ha convertido en una de las llamadas “fallas blancas” por carecer de ninots que reprueben la actitud y las políticas públicas. En 2014 incluso este monumento ha hecho un pequeño intento por romper esa tendencia y ha incluido una escena que ha llamado la atención a muchos visitantes: Tres tiburones devoran a Banco de Valencia, Bancaja y Canal 9. Bajo el ninot, el cartel recuerda un mandamiento, “no tomarás el patrimonio de tu tierra en vano” y añade una recomendación: “Rezad por que tengan suficiente y no nos dejen desnudos”.

Las críticas a la Casa Real, por el caso Urdangarin y el supuesto desvío de dinero público en el caso Nóos, también se han llevado su parte y es que ni siquiera el rey se libra de la crítica al aparecer en algunos ninots con muletas, escopetas o un elefante, para recordar el curioso accidente que sufrió en su cacería en Botswana.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS