Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP denuncia que la división de IU en Rivas paraliza el Ayuntamiento

El portavoz popular asegura que no ha llegado a ningún pacto con el alcalde, y que solo apoyará las iniciativas que le parezcan positivas para el municipio

Ediles del grupo popular de Rivas durante la rueda de prensa. Ampliar foto
Ediles del grupo popular de Rivas durante la rueda de prensa.

La bronca interna que ha partido en dos a Izquierda Unida de Rivas-Vaciamadrid (78.000 habitantes), el principal municipio que gobierna la coalición en la Comunidad de Madrid, ha traspasado sus fronteras internas y mantiene paralizado al Ayuntamiento, ha asegurado hoy en rueda de prensa, Jesús González, presidente del partido y portavoz del grupo popular en el municipio. El PP cuenta con 7 concejales, frente a los 13 de IU, 4 del PSOE y 1 de Ciudadanos de Rivas. "Están llevando el Ayuntamiento los técnicos y el personal municipal, porque no se toma ninguna decisión política, no hay ningún proyecto ni iniciativa", ha añadido González. Debido a esta situación no se han aprobado los presupuestos de 2014 y hay asuntos, que tras varios meses, se quedan encima de la mesa "porque no son capaces de llegar a un acuerdo".

Esta inactividad le hace temer que, cuando llegue el verano, el Ayuntamiento tenga problemas para pagar las nóminas, como ya ocurrió el año pasado. Se basa en que los ingresos continúan siendo exiguos, no se están equiparando a los gastos y el Consistorio no tiene más capacidad de endeudamiento. "Con lo único que contamos es con unos gobernantes peleándose entre ellos, en vez de estar tomando decisiones", ha mantenido.

Al mismo tiempo, ha manifestado, que a pesar de lo que está denunciando Pedro del Cura, coordinador de IU en Rivas, enfrentado con el alcalde, José Masa, "el PP no ha llegado a ningún acuerdo de gobernabilidad ni pacto oculto con el alcalde". Su intención es "es apoyar las iniciativas que consideremos positivas para el municipio, pero eso no significa que le hayamos ofrecido un cheque en blanco".

En cuanto a la comisión de investigación municipal, que se abrió a raíz del informe de la Cámara de Cuentas de Madrid, en el que se desvelan irregularidades en la gestión municipal, dice que sigue adelante y que no va a realizar ninguna declaración hasta que se redacten las conclusiones. "Entonces será el momento de exigir responsabilidades y si son del alcalde, pediremos su dimisión, pero llegado el momento, no cuando una facción de IU quiera para que le hagamos el trabajo", ha puntualizado. El apartado de la auditoría pública que se refiere a la Empresa Municipal de la Vivienda todavía no se ha tocado. Este capítulo fue el desencadenante que sacó a la luz las desavenencias que ya existían entre las dos facciones de IU.

Las bases de IU, capitaneadas por Del Cura, no quieren a Masa como alcalde del municipio. Así lo demostraron en en el referéndum celebrado para reprobar al regidor. Estaban citados algo más de 300 militantes y votaron 168, de los que prácticamente todos (166) apoyaron la reprobación. Miembros de la dirección regional de IU, que apoyan a Masa, calificaron el proceso de “pucherazo”.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram