Incidentes en una protesta por la desaparición de un joven de Malí

La Guardia Civil busca al temporero en Jaén desde el 17 de diciembre

Más de medio millar de personas han protestado este lunes en Villacarrillo (Jaén) por la desaparición del joven de Malí Tidiany Coulibaly, del que no se sabe nada desde el 17 de diciembre. Colulibaly, de 21 años, trabajaba como temporero en la recogida de la aceituna, pero su extraña desaparición ha movilizado a la comunidad de Malí de diversos puntos del país y de otros municipios jiennenses. Muchos de ellos, miembros del Alto Comité de Malienses en España, se desplazaron hasta Villacarrillo en autobuses para participar en una concentración donde se demandó de las autoridades municipales y policiales mayor celeridad en la búsqueda del joven maliense. "Este país de blancos que mata a negros", se podía leer en una de las pancartas de los manifestantes.

La protesta se desarrolló con algunos incidentes por cuanto algunos manifestantes cortaron, sin autorización, la Nacional 322 a su paso por la localidad, lo que provocó momentos de tensión y de nerviosismo entre algunos conductores y manifestantes. Además, se volcaron varios contenedores  y a varios vehículos se les rompió las lunas, según indicó el alcalde de Villacarrillo, Julián Gilabert. La marcha culminó con una concentración a las puertas del cuartel de la Guardia Civil, donde se había dispuesto un fuerte dispositivo de seguridad.

Mientras el juzgado de Villacarrillo mantiene el secreto de sumario sobre este extraño caso, la Guardia Civil sigue con la búsqueda de este temporero desde que se denunció su desaparición. Una búsqueda que, en los primeros días, se realizó incluso con helicópteros y movilizando a numerosos efectivos. No obstante, los agentes tampoco descartan que la marcha de Colulibaly de Villacarrillo se produjera de forma voluntaria.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS