Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT y CC OO exigen la dimisión del alcalde socialista de Parla

Los sindicatos critican los despidos que afectaron al 10% de la plantilla en 2011

Varias sentencias del Supremo fallan que se reincorpore a los trabajadores

Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras exigieron ayer la dimisión del alcalde de Parla, el socialista José María Fraile, a raíz de los despidos de 66 trabajadores municipales, el 10% de la plantilla, que decidió en octubre de 2011, tres meses después de las elecciones autonómicas y sin ninguna indemnización, ni siquiera los 20 días de la reforma laboral del PP. La deuda de la localidad es de casi 400 millones de euros.

El pasado octubre se hicieron públicas sentencias del Tribunal Supremo que declaraban nulos estos despidos y, por tanto, condenaban al Ayuntamiento a la readmisión obligatoria de los afectados y a pagarles los sueldos que habían dejado de cobrar durante estos dos años (salarios de tramitación), además de las costas judiciales. Estas sentencias confirman la primera que ya emitió el propio Supremo hace nueve meses: en todos estos casos el tribunal declara nulos los despidos porque la competencia era del pleno municipal, como ha defendido siempre toda la oposición (PP, IU y UPyD). Sin embargo, el PSOE ignoró este hecho, hasta el punto de que sus entonces socios de IU rompieron el pacto de gobierno.

Ante la decisión unilateral del PSOE de ejecutar los despidos por su cuenta, todos los demás grupos políticos unieron sus fuerzas en el siguiente pleno, del 8 de noviembre de 2011, para aprobar por amplia mayoría una moción en la que exigían a Fraile que anulara esta medida. Aunque la moción fue aprobada por 16 votos (11 del PP, cuatro de IU y el único de UPyD) por los 11 del PSOE, Fraile se negó a acatar la voluntad mayoritaria de su propio pleno con la excusa de que la competencia era de la Junta de Gobierno. Hecho que el Supremo ha desmentido de forma reiterada con las sentencias de octubre.

La moción de toda la oposición rechazando los despidos ha resultado clave para que el Supremo los anulara en todos los casos (de momento cinco) en los que la defensa se ha basado en ella. Sin embargo, hay al menos dos casos cuyos abogados no utilizaron este argumento, sino que Fraile ejecutó los despidos sin expediente de regulación de empleo (ERE) y sin indemnización. En estos casos el Supremo da la razón al Ayuntamiento, al que solo obliga a pagar una indemnización de ocho días por año trabajado. Según explica una de estas sentencias, los abogados de los afectados no alegaron esa competencia del pleno municipal que sí ha servido para anular los demás despidos.

Las secciones sindicales en el Consistorio criticaron ayer que “si bien la mayoría de sentencias del Supremo sobre los despidos están resultando favorables, al menos dos han sido contrarias a sus intereses, teniendo como resultado el inmediato despido de estos compañeros, ya incorporados a sus puestos”. Las centrales critican que el Consistorio recurriera esos dos despidos.

Además de los dos trabajadores referidos —despedidos de nuevo este lunes tras ser readmitidos poco antes— hay otros afectados con otro grave problema. En concreto, el Servicio Público de Empleo Estatal les ha revocado la prestación por desempleo que han cobrado estos dos años después de que la justicia condenara a Fraile a pagarles los sueldos pendientes que dejaron de cobrar desde que fueron despedidos hasta su reincorporación forzosa (se conoce como salarios de tramitación).

El PP presentó en el pleno de ayer una moción en la que instaba a readmitir a los trabajadores que denunciaron sus despidos basándose en las sentencias del Supremo —se tendría que readmitir a la mayoría: en el Ayuntamiento explican que están esperando a conocer todos los fallos— y que explique cómo y cuándo va a pagar los sueldos pendientes. La moción también pedía que se abonasen los salarios de tramitación que la justicia ha condenado a pagar al Consistorio a los trabajadores que ha ido readmitiendo poco a poco. La moción no salió adelante por el rechazo de PSOE e IU, en una votación de la que se ausentó la concejal socialista Beatriz Arceredillo, que ya se opuso públicamente a los despidos.

Desde IU sostienen que en su moción el PP corresponsabilizaba a Izquierda Unida de Parla de los despidos que se produjeron, cuando IU votó en contra de estos despidos en Junta de Gobierno, llevando una moción a Pleno pidiendo su readmisión y salió del Gobierno Municipal por dicha razón. IU tampoco votó a favor el martes de la enmienda a la totalidad del PSOE (se abstuvo) al no "compartir la política de personal" de Fraile

Justo al revés que el secretario general del PSM, Tomás Gómez, que los defendió en octubre de 2011, felicitando a Fraile por “coger el toro por los cuernos”.