Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juzgado un vecino de Vielha por violar y matar a su ex mujer

La fiscalía pide para el acusado 29 años de prisión

La agresión sucedió el mismo día en que tenían que firmar el divorcio

El Ministerio Fiscal solicita 29 años de prisión para Albino Iglesias, juzgado hoy en la Audiencia de Lleida acusado de violar y estrangular hasta la muerte a su ex mujer el mismo día en que tenía que firmar el convenio de divorcio por mutuo acuerdo. La fiscalía también pide que sea condenado a indemnizar con 60.000 euros a cada uno de los tres hijos de la víctima.

Los hechos que están siendo juzgados hoy en la Audiencia de Lleida se produjeron sobre las 6 de la madrugada del día 3 de noviembre de 2011 en Vielha (Vall d’Aran). Ese día, el acusado, de 50 años, citó en su casa a Sabrina C., de 31, con la excusa de acudir juntos al despacho del abogado para firmar los papeles del divorcio. La mujer hacía un mes que había abandonado el domicilio conyugal con una hija de dos años y estaba viviendo en casa de una amiga.

El acusado huyó a Francia encoche, pero invadió el carril contrario y chocó frontalmente contra un camión

Según el fiscal, el acusado pidió a Sabrina reanudar la relación, pero ella se negó y le dijo que tenía previsto irse a vivir a Tenerife porque había conocido a otro hombre y quería iniciar una nueva vida. Entonces él la amenazó con un cuchillo y le obligó a mantener relaciones sexuales. Posteriormente la tiró contra la cama y la estranguló con las manos.

El acusado ha señalado al inicio del juicio que no se acuerda de nada de lo que pasó en su casa ese día. “Solo recuerdo que me vi sentado en la cama junto al cuerpo de Sabrina. No tenía pulso”, ha dicho lacónicamente. En otra habitación de la vivienda dormía un hijo de 13 años. Este ha declarado por videoconferencia que se despertó por los gritos de su madre, que suplicaba al supuesto agresor que la dejara marchar y que después oyó un golpe contra el cabeza de la cama. “Sabrina intentaba respirar y no podía”, ha dicho.

Tras cometer el crimen, el acusado huyó del lugar de los hechos en dirección a Francia y en el kilómetro 170 de la carretera N-230, a la altura de la localidad de Es Bòrdes, el coche que conducía invadió el carril contrario y chocó frontalmente contra un camión. El herido fue trasladado al hospital de Vielha y allí fue detenido a media mañana cuando los Mossos d’Esquadra descubrieron el cadáver de la víctima en su domicilio.