Los pescadores piden a Rajoy que intervenga en Gibraltar

Las flotas de La Línea han sufrido nuevos asaltos por parte de la policía gibraltareña

El Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores de La Línea de la Concepción (Cádiz), Leoncio Fernández ha vuelto a reclamar, “una actuación rápida y contundente del Gobierno”, para acabar con el conflicto que mantiene la flota artesanal que faena en las aguas que rodean Gibraltar con el gobierno de la colonia británica.

Esta petición nace del nuevo acoso sufrido por dos embarcaciones de La Línea, que en la madrugada del pasado sábado fueron rodeadas por una lancha de la policía gibraltareña cuando se encontraban calando sus artes en aguas próximas a las instalaciones de Crinavis, cerca del pantalán de la refinería de Cepsa en San Roque (Cádiz).

Según relata el Patrón Mayor linense, “la embarcación de la policía gibraltareña llegó con los focos apuntando al pesquero La rápida instando a sus tripulantes a abandonar la zona y pidiéndoles la documentación del barco”. Tras unos minutos de discusión, ya que los pescadores se negaron a dar los documentos a los agentes llanitos, una patrullera del Servicios Marítimo de la Guardia Civil llegó a la zona, lo que obligó a los policías gibraltareños a replegarse. Después de un intercambio tenso de reproches, entre los propios agentes, según narraron los marineros de La rápida, los gibraltareños se marcharon.

No corrió la misma suerte otro de los barcos de la Cofradía linense que, tras verse rodeado por las patrulleras de Gibraltar, entregó la documentación a las autoridades del Peñón. Ante estos nuevos incidentes, el Patrón Mayor de la Cofradía de pescadores de La Línea amenaza realizar una protesta, “porque la situación vuelve a estar muy caliente”.

Tras la visita europea

Estos nuevos incidentes han alterado una semana de normalidad, que ha coincidido con la visita de los inspectores de la Comisión Europea a la zona. La Comisión de técnicos volvió a Bruselas el pasado jueves, sin que se analizase el conflicto provocado por el lanzamiento al mar de 70 bloques de hierro y hormigón por parte del Gobierno gibraltareño, lo que no ha sentado nada bien en el seno del sector pesquero de la zona, ya que los pescadores se sienten los más perjudicados de un conflicto que enfrenta a las autoridades de España, Reino Unido y Gibraltar desde el pasado mes de marzo de 2012, cuando de forma unilateral, el Gobierno gibraltareño rompió el acuerdo pesquero alcanzado con la flota de la zona, en 1999.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS