Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís critica el “negocio” y la “falta de control” de las banderas azules

Mònica Oltra se queja de que las otorguen "asociaciones privadas vinculadas a empresas turísticas"

La diputada asegura que ya no se hacen públicos los datos de calidad de las aguas de baño

La portavoz parlamentaria de la coalición Compromís Mónica Oltra ha denunciado este martes el "negocio" que a su juicio supone la concesión de banderas azules a las playas por carecer de control técnico, científico y administrativo y obviar el control de las aguas en lugares con emisarios de aguas fecales. En un comunicado, Oltra explica que ha formulado una pregunta parlamentaria a la vicepresidencia del Consell para saber el control de la calidad de las aguas del baño de los municipios costeros que han obtenido el galardón de la bandera azul y todavía cuentan con emisarios submarinos para deshacerse de las aguas fecales, o de sistemas de depuración deficiente.

"Antes, en la web de la Consejería de Agricultura, se venía publicando hasta 2011 los datos de calificación de las zonas de baño de la comunidad autónoma, pero ahora esta información no está al alcance de la población", ha advertido.

Según Oltra, resulta imposible "comprobar la calidad de las aguas, ni se explica quién las analiza" y reclama información concreta sobre las aguas de los municipios con emisarios y bandera azul como Vinaròs, Peñíscola, Benicarló, Alcossebre, Torreblanca, Oropesa, Benicàssim y Castelló.

Asimismo, lamenta la "falta de un distintivo independiente emitido por algún organismo público, donde lo prioritario no sea que la administración local pague a una empresa para recibirlo; dado que ya hace años que las banderas azules se dan sin ningún aval técnico, ni científico, ni administrativo de la Unión Europea". "Son promovidas por un conjunto de asociaciones privadas vinculadas a las empresas turísticas. La acumulación de fraudes y denuncias en su obtención hizo que la Comisión Europea le retirara el apoyo económico y se desmarcara de la campaña hace ya 14 años", ha añadido Oltra.

La diputada insiste en que "la concesión de las banderas azules no sigue criterios ambientales rigurosos y tiene que ver más con los equipamientos de la playa, los accesos o los servicios, que con la conservación de la naturaleza en el litoral o con la ausencia de vertidos como se da a entender".

"Aunque teóricamente se exigen requisitos ambientales, estos poco importan. De hecho, nadie de esta asociación inspecciona nunca las playas a las que otorgan banderas azules, tienen bastante con la información que los manda cada Ayuntamiento", ha añadido. Prueba de ello, según Oltra, es que se concede la bandera azul a playas de localidades que abocan aguas fecales sin depurar por un emisario submarino al mar.