El ERE del Palau de les Arts despedirá al 35% de su plantilla

El recorte afectará a 100 de sus 285 trabajadores

El Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia cuenta con 285 trabajadores, entre técnicos, miembros de la orquesta, personal de administración y de otros departamentos. El expediente de regulación de empleo (ERE) que plantea la Consejería de Cultura, a través del conglomerado CulturArts, afectará a cerca de un 35% de los empleados, según fuentes del teatro de la ópera. El propósito es presentarlo a los representantes de los trabajadores a finales de esta semana.

A partir de entonces se abrirán las negociaciones con el comité de empresa que pueden reducir el número inicial de afectados, si se mantiene el patrón desarrollado con los dos expedientes de regulación ya ejecutados en el seno del propio CulturArts y en Castellón Cultural. En el primer caso, los despidos se redujeron de 85 a 60, sobre un total de 258 miembros de la plantilla de los antiguos institutos de la música, del audiovisual y de la restauración, además de Teatres de la Generalitat; en el segundo, la propuesta original de 20 se quedó en 13, sobre 48 empleados.

Francisco Guillem, un abogado laboralista de la confianza de la consejera de Cultura, María José Català, será también el encargado de gestionar el ERE del Palau de les Arts.

La intención es que la negociación transcurra por los mismos derroteros que en los ERE ya ejecutados. Entonces, las unidades artísticas encargadas de dar la cara ante el público y desarrollar las actividades, como el Cor de la Generalitat (que dependía del antiguo instituto de la música y ahora de CulturArts), apenas fueron perjudicadas por las salidas.

Las salidas apenas perjudicarán a la Orquestra de la Comunitat

En consecuencia, se espera que los despidos del Palau de les Arts, cuya intendente Helga Schmidt acaba de renovar su contrato por otros cuatro años, tampoco afecten a los componentes de la Orquestra de la Comunitat Valenciana. No en vano, los 55 músicos fijos de que consta la formación son insuficientes para atender la temporada, por lo que siempre se ha de recurrir a refuerzos.

A pesar de sus excelentes críticas, la orquesta nunca ha llegado a contar con los 90 músicos previstos en la puesta en marcha de la ópera. Política y artísticamente tampoco parece probable que se pague el precio de menguar un conjunto muy estimado por el público.

Se pretende también alcanzar un preacuerdo con el comité de empresa de la ópera, como sucedió en las negociaciones de CulturArts. De hecho, las asambleas de trabajadores aprobaron por una amplia mayoría los preacuerdos firmados con sus respectivos representantes laborales. El conglomerado cultural puso sobre la mesa 350.000 euros en un plan social encaminado a estimular las bajas voluntarias.

Los partidos de la oposición, por otro lado, criticaron al Palau de les Arts y al PP por practicar el amiguismo y enchufar a personas próximas al partido, sobre todo en administración y en puestos directivos, sin contar con la cualificación necesaria.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS