Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVV no podrá emitir por falta de técnicos a partir del 31 de agosto

Aprobado el contrato programa con los votos del PP y el rechazo de la oposición

Ya no solo lo advierten los trabajadores, también lo reconoce la propia dirección: Una vez concluya el ERE el 31 de agosto, RTVV no tendrá personal técnico suficiente para garantizar las emisiones. Así se puso de manifiesto ayer por primer vez en el consejo de administración de RTVV, presidido por la directora general Rosa Vidal, según indicaron varios consejeros. Si no se arbitra alguna medida y los despidos continúan como están previstos, el riesgo de que los televisores que sintonizan la cadena autonómica valenciana se queden en negro o que la programación se repita como un bucle es tan elevado que se contempla casi como una certeza.

Pantallas en negro y radio en silencio, la pesadilla de cualquier programador. El comité de empresa señala que, por ejemplo, después de las salidas del 30 de junio y del 31 de agosto, no pervivirá ni una decena de operadores de cámara para cubrir toda la Comunidad Valenciana y una media decena de técnicos de sonido para una radio que emite 24 horas.

Contrato

Se asignan 68 millones al año para el funcionamiento de RTVV.

La duración del contrato programa que debe firmar el Consell y RTVV, previa información a las Cortes es de tres años

Se contempla un mínimo del 70% de valenciano en la programación.

Nou Dos y Nou 24 se fusionan y emitirán la misma programación cultural y deportiva sin perder las frecuencias.

Se pretende que Ràdio Sí no desaparezca y programe más música valenciana y en valenciano.

También quedó claro en el consejo de administración de este martes que la dirección no contratará urgentemente con una empresa externa para la explotación técnica, como ya hizo Telemadrid tras su ERE, con el resultado de la admisión de una querella de CC OO por un delito contra los derechos de los trabajadores, entre otros, del imputado director general, José Antonio Sánchez.

Una posible solución temporal en RTVV sería mantener los técnicos necesarios para asegurar las emisiones, si bien el vicepresidente, José Ciscar, repite después de los plenos del Consell que el ERE se llevará hasta el final.

A todo esto se suma a la incertidumbre sobre las consecuencias de que los tribunales declaren nulo o improcedente el polémico ERE en RTVV, lo que alimenta el debate sobre si el propósito real del Consell es cerrar la cadena pública, reconociendo el fracaso de su gestión. Algunas fuentes inciden en que el Consell no asumirá ese coste político en una comunidad con lengua propia; otros señalan que la crisis rebajaría, precisamente, ese coste ante el ciudadano.

En cualquier caso, son contingencias con las que libra el consejo de administración de una empresa nueva que hereda el ERE y los trabajadores adscritos a otra, lo que también podría ser motivo de litigio. Al menos, se respira un ambiente de colaboración, aunque ayer los cuatro representantes de la oposición votaron en contra del contrato programa, que salió adelante con los cinco votos de la mayoría del PP. No pueden votar a favor de un contrato emanada de una ley y de un modelo que rechazan, explicaron Rafael Xambó (Compromís), Manuel Jardí (EU ) y Rosa Solbes (PSPV), pero sí contribuyeron a la mejora del texto con aportaciones.

El contrato ha incorporado “todas las propuestas aportadas por los consejeros", apuntaron fuentes oficiales de RTVV. El documento recoge los objetivos y la asignación de recursos económicos para los próximos tres años, que se concretan en 68 millones de euros de gasto de funcionamiento y 1,5 millones de inversión al año. Los objetivos generales del contrato programa son prestar un servicio público y garantizar el pluralismo y estimular la participación ciudadana, fomentar la identidad propia, potenciar el uso de la lengua valenciana y vertebrar el territorio de la autonomía, añadieron las mismas fuentes.

Un mismo canal con dos frecuencias

Una de las modificaciones que se ha introducido en el contrato programa, fruto del debate en el seno del consejo de administración, es que Nou Dos y Nou 24 se fusionarán, pero ambas mantendrán sus frecuencias, a la espera de tiempos mejores. Esta segunda cadena de Canal 9 se destinará a información, cultura y retransmisiones deportivas. Se acordó además que Ràdio Sí no desaparezca y se dedique más a la música valenciana, según varios consejeros. Rafael Xambó presentará una propuesta en este sentido. Se aceptó introducir más el inglés en los espacios infantiles.

El documento es una declaración de buena voluntad. Se dice que se promocionará el Centro de Producción de Programas de Burjassot, mientras se espera la futura externalización de franjas o programas. Se recoge que un mínimo del 70% de la programación será en valenciano y un 80% de servicio público. El contrato queda ahora pendiente de su remisión al Consell, que informará a las Cortes Valencianas antes de que lo apruebe. Luego, tendrá lugar la firma entre la Generalitat y RTVV.