Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para los cinco anarquistas por amenazar a la Corona

Presuntos integrantes de Bandera Negra, también justificaban las acciones de ETA y GRAPO, y participaron en las revueltas mineras que tuvieron lugar en la localidad asturiana de Mieres

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha enviado a prisión a cinco presuntos integrantes del grupo anarquista Bandera Negra que fueron detenidos el pasado miércoles en Sabadell (Barcelona) y otras localidades de Cataluña por la comisión de delitos de integración en organización terrorista, depósito de explosivos y municiones, enaltecimiento y adoctrinamiento y captación, según han informado fuentes jurídicas. El magistrado ha imputado, además, a dos de ellos, tráfico de drogas, tras encontrar en su poder cinco kilos de fluoro-anfetamina (MDMA).

Dos de ellos están imputados por tráfico de drogas, tras encontrar en su poder cinco kilos de MDMA

Según explica el juez en su auto, los cinco detenidos fijaban objetivos para amenazarles posteriormente: entre ellos se encontraba la Casa Real, distintos representantes políticos, miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado y entidades financieras. Utilizaban artefactos explosivos o incendiarios para ello, que emplearon, por ejemplo en distintas acciones en el área metropolitana de Barcelona, y en ataques a vehículos de la Policía en la manifestación de la huelga general del 14-N de 2012; participaron también en las revueltas mineras que tuvieron lugar en la localidad asturiana de Mieres el pasado verano. Además, los arrestados justificaban las acciones de ETA y GRAPO, y es que "en reiteradas ocasiones citaban a los terroristas como guerreros y enaltecieron acciones terroristas concretas", dice el juez, que añade que publicaban en Internet los emblemas de las dos organizaciones y criticaron el comunicado en el que ETA comunicaba el cese definitivo de su actividad armada.

"En otras ocasiones los investigados han cuestionado el fin de la violencia de ETA y han criticado a la organización por deponer las armas ya que, para alguno de ellos, la guerra continua", agrega el magistrado. Silvia Muñoz, Yolanda Fernández, Xabier González, Juan José Garrido y José Carlos Recio se hallaban integrados en distintas escisiones de Bandera Negra (Front Solidari Barcelona y Células Autónomas de Combate) y eran "especialmente activos".

Fotos de daños físicos

Pedraz señala que los detenidos acostumbraban a colgar en Facebook imágenes de daños a establecimientos como Zara o el Corte Inglés, y publicaban fotos alentando daños físicos a personas, entre ellas imágenes de Pere Navarro y Artur Mas con un disparo entre ceja y ceja y otras de la delegada del Gobierno en Madrid, Alicia Sánchez Camacho, "con un disparo en la sien".

También publicaron una fotografía de un policía asesinado en Yemen acompañándola de comentarios en los que se jactaban de su muerte y una imagen de un vehículo de la Guardia Civil tras un atentado con bomba con la leyenda: "Sin piernas ni brazos maderos a pedazos".