Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anulada una multa de un semáforo con cámara por ser muy corta la fase ámbar

El fallo del contencioso-administrativo mantiene que el tiempo de la fase amarilla es insuficiente para detener el vehículo

Nueva sentencia exculpatoria para un conductor sancionado por un semáforo con cámara de la capital. El titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de la capital ha anulado la sanción de 200 euros y cuatro euros al comprobar que la fase amarilla del semáforo resulta insuficiente para detener el vehículo en las condiciones de seguridad necesarias, según ha informado un portavoz de la asociación Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Este fallo se une al decretado por otro magistrado de Madrid que anuló otra multa al considerar que no había seguridad en la captación de las imágenes. Las cámaras no habían sido comprobadas por el Instituto Nacional de Metrología (INM) que debe comprobar los aparatos para la tramitación de denuncias.

La sanción anulada en esta ocasión fue puesta al rebasar un semáforo en fase roja en el número 18 de la avenida de Islas Filipinas. El magistrado pidió a la Dirección General de Tráfico (DGT) los tiempos que debe durar la fase amarilla de los semáforos. Este organismo del Ministerio del Interior mantuvo que debería durar entre 35 y 150 segundos para que el conductor pudiera adaptarse a esta nueva situación y poder detener el vehículo.

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid comunicó que la fase ámbar del semáforo en el que se denunció era de tres segundos "como en toda la villa de Madrid". “En tal caso, se aleja mucho de los tiempos recomendados por la Dirección General de Tráfico, y además, cualquier alteración, mínima de segundos o fracciones de ellos, ocurrida por defectuoso funcionamiento del sistema hace que pueda reducirse, por lo que es digna de crédito la versión del demandante”, mantiene la sentencia.

El presidente de AEA, Mario Arnaldo, ha instado al Ayuntamiento de Madrid a que proceda a la revisión de la sincronía de todas los semáforos que existen en nuestra capital: “Y no sólo por cuestiones de seguridad jurídica para evitar la imposición indiscriminada de sanciones ilegales e injustas, sino por estrictas razones de seguridad vial que garanticen la circulación segura de peatones y automovilistas”

En este sentido, Arnaldo ha pedido a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que ordene la revisión y el control metrológico de estos semáforos, así como la revisión y anulación de los expedientes sancionadores tramitados por el Ayuntamiento. En su opinión, el sistema no garantiza su correcto funcionamiento y ha sido cuestionado "una vez más" por los tribunales.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram