Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión electoral decide hoy si veta al candidato de Fabra en Caixa Ontinyent

Los reparos del Banco de España pesan sobre la opción de Javier Aparicio

Para que Javier Aparicio pueda aspirar a dirigir Caixa Ontinyent tiene que ser aceptado como candidato. Hoy lo decidirá la comisión electoral de la última de las cajas de ahorros valencianas. Aparicio es el candidato apoyado por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, pero el todavía presidente de la entidad, Rafael Soriano, —que no ha sido reelegido para la asamblea del próximo día 29—, ha conseguido ponerlo en entredicho mediante un informe del Banco de España que formula reparos a 19 de los 22 nuevos consejeros generales surgidos del reciente proceso de renovación. La asamblea de Caixa Ontinyent está formada por 58 miembros.

La comisión electoral de la caja está presidida por Santiago Aniceto, director financiero del Hospital Clínico de Valencia, y tiene como vocales a Rafael Serrano, Ana Micó y Andrés Navalón, esposo este último de la anterior alcaldesa de Ontinyent, Lina Insa, del PP. La única vocal no adscrita a los sectores afines al PP es Inmaculada Sanchis, identificada con sectores más progresistas.

La asamblea de la caja deberá renovar dentro de una semana a tres de los 10 miembros del consejo de administración. Aparicio opta a la plaza que corresponde a los consejeros elegidos por la Generalitat, pero también lo hace Antoni Canet, propuesto por la Coalició Compromís entre los cinco elegidos por las Cortes Valencianas el pasado 28 de noviembre. La comisión electoral podría no aceptar a ninguno como candidato o a los dos. Es difícil que encuentre argumentos para dar el plácet a uno solo de ellos. De los consejeros propuestos por la Fundació Campus Ontinyent, parece probable que el profesor de Economía Financiera y Contabilidad Juan Luis Gandia Cabedo sea aceptado. En la representación de los impositores surgen dos aspirantes: Vicente Gil, apoyado por el PP, y Joaquín Torrejón, por Esquerra Unida. Este último ya formaba parte del órgano de dirección de la caja, pero su puesto es uno de los que han tenido que renovarse.

La decisión de la comisión electoral puede dejar alguna de las vacantes sin candidato, lo que resultaría inédito.