Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sonia Gumpert, nueva decana de los abogados

La comisión electoral del ICAM rechaza las alegaciones de los oponentes

Sonia Gumpert. Ampliar foto
Sonia Gumpert.

El Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) tendrá por primera en sus más de 400 años de historia una decana al frente, Sonia Gumpert (Madrid, 1966). La comisión electoral decidió la noche del sábado desestimar las alegaciones de fraude electoral presentadas por sus oponentes y proclamar a la candidata. La resolución aun no había sido notificada de manera oficial a los distintos aspirantes ni publicada en la página oficial del colegio.

La polémica surgió la misma noche de las elecciones del ICAM, celebradas el pasado martes, cuando seis candidaturas, entre ellas las del decano cesante Antonio Hernández-Gil, se unieron en contra de Sonia Gumpert. La acusaron de vulnerar la ley de protección de datos y de la normativa electoral, al cotejar el listado de los abogados que habían votado con el censo del ICAM. De esta forma, el equipo de la candidata podía llamar por teléfono a los letrados que no habían participado en los comicios. Le acusaron incluso de pagar taxis y de que su personal esperaba a los abogados con sobres de su candidatura. La policía tuvo que irrumpir en la sede de la votación, en el Palacio de Congresos del paseo de la Castellana, para mediar en el alboroto.

Las supuestas irregularidades llevaron a que la comisión electoral decidiera una fórmula “salomónica” para salir del embrollo. A las cinco y media de la madrugada hicieron público un acta por el que se suspendía la proclamación de los resultados electorales para que las diversas partes pudieran presentar alegaciones hasta las dos de la tarde del pasado viernes. Al día siguiente se conoció que Gumpert había arrasado en los comicios. Logró 5.500 apoyos frente a los 2.500 de su inmediato perseguidor, Antonio Hernández-Gil.

Los candidatos opositores a Gumpert presentaron una alegación conjunta el viernes en la que también había votos particulares. Acusaron a Gumpert de vulneración de la Ley de Protección de Datos, de ataque a los derechos fundamentales y de un pacto previo entre la candidata y la asociación del turno de oficio Altodo. Por ello pedían la anulación de la candidatura y que ganara el segundo en los comicios, el decano saliente. La comisión electoral resolvió el conflicto presentado en un plazo récord de unas 30 horas dada que todas las partes presentaron gruesos expedientes con los que mantener sus posiciones. Solo el de la candidata impugnada tenía más de 70 folios.

El proceso electoral dentro del colegio ya está terminado. Solo queda que Sonia Gumpert tome posesión, tras el preceptivo traspaso de poderes. Eso sí, la batalla puede continuar en los tribunales, ya que las candidaturas pueden tratar de impugnar la decisión de la comisión a través de una demanda en la jurisdicción contencioso-administrativo, cuya resolución firme puede demorarse varios años.

Dos de los trámites que faltan es la publicación del acta final de la comisión electoral y fijar el día en que Gumpert sea designada como nueva decana.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram