Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
primavera club

Los Planetas se alinean

Uno de los platos fuertes del Primavera Club es 'La alineación de Los Planetas'

Una noche en la que tocan con tres bandas Airbag, los Punsetes y el dúo Klaus & Kinski

Los Planetas, de izquierda a derecha, Banin, Florent, Eric, Jota y Julián. Ampliar foto
Los Planetas, de izquierda a derecha, Banin, Florent, Eric, Jota y Julián.

Uno de los platos fuertes del Primavera Club es La alineación de Los Planetas. Una noche en la que el grupo granadino, patriarca del pop independiente, que lleva un largo tiempo sin tocar, regresa a Madrid, acompañado de tres bandas elegidas por ellos. Los andaluces Airbag, los madrileños Punsetes y el dúo murciano Klaus & Kinski. Los Planetas llevan dos años sin editar álbum (el último, Una ópera egipcia, es de 2010), no hay anuncio de nada nuevo próximamente y han estado dedicados desde 2011 a proyectos paralelos, especialmente Los Evangelistas, el grupo de homenaje al cantaor Enrique Morente, fallecido en 2010, y del que son parte tres componentes del grupo: Jota (cantante), Florent (guitarra) y Eric (batería). Y en ser padres. Eric tiene un hijo de un mes y medio. “Lo llevo bien, con la vida del rock no estamos acostumbrados a dormir de noche”. Florent tiene otro de algo más de un año. Aprovechando su paso por Madrid para asistir a la entrega de los premios Rolling Stone, charlamos con estos dos últimos sobre lo que van a ofrecer mañana en Matadero.

Pregunta. Llevan dos años sin tocar como Los Planetas...

Eric. Sí. Nos hemos adelantado a la crisis, porque los recortes los ponemos nosotros que somos los que no tocamos. Antes de que nos recorten, lo hacemos nosotros.

Florent. Hemos estado con otras cosas. Los Evangelistas, Los Pilotos y Grupo de Expertos Solynieve.

P. La última vez que pasaron por Madrid de promoción fue precisamente con Los Evangelistas. Estaban ilusionados, y un poco preocupados, por los directos ¿Qué tal han ido?

F. La verdad es que bien. Cada vez estamos más rodados. Y el último concierto, en un teatro de Valencia, fue muy bien. Parecíamos La Pantoja, hubo que salir allí a saludar.

P. ¿Y por qué deciden volver precisamente en el Primavera Club?

E. Nosotros no hemos decidido nada, esto es una cosa del festival. Nos propusieron un concierto. Y nosotros decidimos montar La alineación de Los Planetas, hacerlo con amigos y gente afín.

Un Menú para el Primavera Club

Í. L. P.

E Cada vez parece más claro que esta será la última edición madrileña del Primavera Club. Ya antes de que el aforo de uno de los escenarios de Matadero, el de la nave de Terneras, se viera reducido de 800 a 100 personas a tres días de su celebración, parecía que el festival estuviera más interesado en potenciar su nueva sede portuguesa, en Guimaraes. La sede en la capital siempre fue menor con respecto a la barcelonesa, que cuenta con una noche más y un 40% más de grupos. Aun así la selección para Madrid es paladeable. Hoy, a partir de las 18.00, actúan diez grupos. Toy es una banda londinense de la escuela de The Horrors que juguetena con la neopsicodelia y el Kraut. The Vaccines, largamente anunciados como los nuevos Strokes, vienen de tocar ante 50.000 personas en el festival de Reading, y algunos de sus temas, himnos de dos minutos, son contagiosos como una gripe. Mark Lanegan ya es un clásico y Swans, la ruidosa banda de Michael Gira, con más de 20 años de carrera, han vivido un renacer que ha colocado su último disco en la mayoría de las listas de lo mejor del año. Mañana, además de Los Planetas, actúan los suecos Cats on Fire, delicatessen para los amantes del pop nórdico, y Redd Kross, mítico grupo del power pop estadounidense.

P. Han anunciado que el concierto durará dos horas y veinte minutos.

E. Igual son dos horas y media incluso.

P. ¿Lo tienen muy planificado?

F. Estamos en ello.

E. Nos gusta hacerlo todo a última hora y mal. Para que cada parte, cada época del grupo, tome su esencia, hace falta un repertorio grande.

F. No tenemos nada nuevo que ofrecer. Ni disco nuevo, ni material nuevo. Y eso te permite tirar de repertorio y tocar lo que te apetezca. No tienes que defender nada, solo pasártelo bien tocando el repertorio de Los Planetas.

P. ¿Va a ser un concierto de grandes éxitos?

E. No. Va a ser un concierto de la historia, pero no de éxitos. Nosotros somos un grupo que hace éxitos pero que nunca los toca.

F. Somos antihit, lo veníamos comentando ahora

E. Somos un grupo de hits, que es antihit. Algo habrá, vamos, pero no nos vamos a guiar por eso.

P. ¿Orden cronológico?

E. No, no, no, no. Va a ser como queramos.

P. ¿Cuántas canciones?

E. Pueees, aproximadamente…

F. ¿Treinta?

E. Sí treinta, treinta y algo. Entre tantas, alguna habrá que le guste a la gente.

P. Y los grupos que tocan con ustedes, ¿Cómo los han elegido? Son amigos, pero ustedes tienen muchos otros amigos.

E. Son indies de verdad. Porque ahora el movimiento indie tiene la boca muy grande. Como no hay pasta, todos quieren ser independientes. Dentro de poco Paquito el chocolatero será indie.

P. ¿Y qué van a hacer?

E. Ni idea.

P. ¿No lo saben?

E. Ellos van a hacer su concierto. En vez de hacer un concierto solos, hemos decidido que vengan nuestros coleguitas.

P. Así que no van a hacer…

E. ¿Un Papitour [en referencia a la gira de Miguel Bosé]? No. No somos Miguel Bosé. Nuestros amigos no van a salir a cantar con nosotros. El rollo es que gente que apreciamos toque la misma noche que nosotros.

F. Nos ofrecieron tocar solos. Hacía tiempo que no lo hacíamos, no estábamos presentando nada y pensamos hacerlo entre amigos. Y a eso lo llamamos La alineación de Los Planetas.

E. En base al presupuesto decidimos currárnoslo.

P. Lo han comisariado.

E. Lo que hemos hecho ha sido repartir la riqueza.

P. No va a a haber ninguna canción nueva, entonces.

E. El reto es seguir componiendo, pero este no es el momento de presentar nada. Si con treinta y tantas canciones ya habrá quien se queje de que alguna no la hemos tocado... El cabreo está garantizado. Es parte de nuestra forma de hacer las cosas.

P. Hubo una época en que sus conciertos eran más imprevisibles: por cada uno bueno, había varios malos. Pero en los últimos tiempos eso ha cambiado. Se han vuelto mucho más regulares. No sé si eso les parece preocupante.

F. Ahí jugaban factores externos que hacían mucha mella. Y eso nos perjudicaba más que beneficiarnos.

E. Ahora somos ya unos clásicos populares.

P. ¿Son los más grandes de su generación?

E. Los mas grandes no nos sentimos, pero los más hijos de puta, sí.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram