Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baltar anuncia un ERE en la Diputación de Ourense para 32 trabajadores

La avanzadilla del borrador de presupuestos para el próximo año hecho público el pasado sábado dejaba entrever una reducción de plantilla

Manuel Baltar, junto a su mujer y sus padres en su toma de posesión como presidente de la Diputación
Manuel Baltar, junto a su mujer y sus padres en su toma de posesión como presidente de la Diputación

José Manuel Baltar ha anunciado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la Diputación de Ourense. Afectará a partir del 1 de febrero del 2013 a 32 trabajadores con contrato indefinido. El presidente ya se lo ha comunicado a los sindicatos. Según explicó es la medida "más dolorosa" que podía tomar y se debe a razones "económicas y organizativas".

La avanzadilla del borrador de presupuestos para el próximo año hecho público el pasado sábado dejaba entrever una sangría de despidos en un organismo saturado que todavía emplea a 756 personas, consumiendo casi la mitad de sus recursos económicos en nóminas del personal. Muchos de ellos, provenientes de enchufes masivos que el actual presidente justifica asegurando que atendían a “necesidades” del momento y a una situación económica “diferente”.

El gasto en personal para 2013 se reducirá en 1,3 millones, con lo que se situará en 27 millones sobre un total de 66. La cifra es abultada y supondrá el recorte de derechos para empleados que sobrevivan al ajuste y una reducción considerable de la plantilla. El tijeretazo para 2013 también incluye la amortización de 28 puestos de trabajo no incluidos en ese plan de recursos humanos. Durante el último pleno provincial, Baltar dejó abierta la posibilidad de aplicar un expediente de regulación de empleo. El BNG preguntó si “podía descartar la aplicación de un ERE” y la respuesta sembró la duda: “No puedo garantizar que no haya”. Después matizó que puede ser “ahora o dentro de cinco años”. Baltar podría estrenar así el Real Decreto impulsado por el Ministerio de Empleo que permitirá despidos colectivos de personal laboral fijo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción en todas las administraciones.

De todos modos, la ingeniería presupuestaria permite seguir contratando personal encubierto. El organismo acaba de hacer pública la contratación de 133 empleados a cargo de los presupuestos de la Xunta por ser personal para servicios sociales. Paga la Xunta, pero trabajan para Baltar. Los trabajadores de la Diputación no son el único colectivo afectado por el recorte. Los diputados cobrarán un 10% menos por asistir a plenos.