Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC carga contra la ambigüedad de CiU

Junqueras: “Unos quieren ser la Holanda del sur y otros seguir en España”

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Oriol Junqueras (d), junto al portavoz de este partido en el Congreso, Alfred Bosch (i) en Hospitalet de Llobregat.
El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Oriol Junqueras (d), junto al portavoz de este partido en el Congreso, Alfred Bosch (i) en Hospitalet de Llobregat. EFE

“Hay que rascar todos los votos, uno a uno”. Así acostumbra a arengar el candidato de Esquerra (ERC), Oriol Junqueras, al final de los mítines. ERC está poniendo toda la carne en el asador en esta recta final de campaña. Si durante la primera semana Junqueras optó por mantener las distancias y no entrar en el cuerpo a cuerpo con ninguno de sus contrincantes políticos (ni tal solo devolvía los dardos que le llegaban desde otras formaciones), esta última semana ha repartido críticas a partes iguales.

Y es que los últimos sondeos reflejan que todavía el nivel de indecisos ronda entre el 20 y el 30%, un rico caladero donde pescar votos para conseguir el anhelado segundo puesto en el Parlament. Para conseguir hacerse con el máximo de las papeletas que ahora fluctúan, Junqueras ha decidido incidir en la ambigüedad de los discursos de sus competidores más directos: ICV, PSC y CiU.

El candidato republicano acostumbra a recordar especialmente la ambigüedad sobre la independencia que siempre ha mantenido Convergència i Unió y pone el dedo en el punto débil de la coalición nacionalista: el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida. “Los de CiU no se aclaran. Hay quienes quieren que seamos la Holanda del sur, otros quieren Puerto Rico, otros quieren Itaca y otros preferirían quedarse en el Estado español, porque ya están bien allí”. CiU es precisamente el principal contrincante a batir para ERC, especialmente desde que Artur Mas decidió encabezar y hacer suyas las aspiraciones soberanistas de parte del pueblo catalán. Pero estos últimos días también los partidos de izquierdas están empezando a ser objeto de las críticas de Junqueras. A los ecosocialistas, el candidato republicano les reprocha su indecisión respecto a la consulta. “No saben todavía si votarán sí o no. ¿Qué harán para decidirlo, un sorteo?”, dijo con sorna, esperando atraer al electorado más soberanista de ICV. Y sobre el PSC aseguró el miércoles que “cuando votan, se equivocan y normalmente tienen la costumbre de hacerlo en contra nuestra”, afirmó dijo en referencia al voto de los diputados del PSC en el Congreso a favor del corredor ferroviario central.

El líder republicano acostumbra a criticar al Gobierno del PP y al Estado español, pero ayer Junqueras se despachó a gusto con la candidata popular, Alicia Sánchez Camacho, por su actuación en el debate electoral a tres con Pere Navarro y Artur Mas en 8tv. Junqueras, que es profesor de Historia, no le perdonó a Camacho que dijera que España tiene una historia de 500 siglos y también se mofó de la suma incorrecta que mostró en una pizarra. “A lo mejor de tanto estudiar historia, no estudiaron matemáticas. Pero tranquilos, Wert lo arreglará”, se burló ayer durante el mitin ante unas 500 personas en el Teatro Metropol de Tarragona.

Los republicanos recibieron dos señales de apoyo con fuertes connotaciones simbólicas. La más significativa, a nivel interno, es la del ex presidente de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, que abandonó la militancia del partido en junio del año pasado por sus diferencias internas, especialmente con la dirección que entonces encabezaba Joan Puigcercós. Carod, que lideró el partido de 1996 a 2008, anunció su voto a través de Twitter: “Votaré a Josep Andreu [cabeza de lista de ERC por Tarragona]. Las personas cuentan. El futuro también”.

ERC también recibió ayer un espaldarazo internacional de la mano del Sinn Féinn. A través de un vídeo, la vicepresidenta del partido nacionalista irlandés Sinn Féin, Mary Lou McDonald, deseó “grandes resultados” en las elecciones del domingo. “Compartimos una misma historia, hemos hecho un largo camino juntos y todavía nos queda mucho por hacer, tanto vosotros en vuestra lucha por la independencia, como nosotros en la nuestra”, dice McDonald.

Más información