Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bloc deja el gobierno de Alcoi y culpa al alcalde de romper el pacto

Los cinco ediles nacionalistas dejan sus responsabilidades tras la destitución de la concejal de Cultura

La coalición Bloc-Compromís, que con sus cinco concejales compartía responsabilidades de Gobierno en Alcoi con el PSPV y Esquerra Unida, ha anunciado este viernes que pasará a la oposición municipal al considerar roto el pacto con sus socios de gobierno. El detonante que ha hecho saltar el gobierno de coalición en Alcoi ha sido la destitución fulminante de la concejal de Cultura, Anna Serrano, del Bloc, el jueves por la tarde por supuestas irregularidades cometidas al frente del departamento de Cultura y relacionadas con el pago de una factura de 21.000 euros por el concierto de Serrat y Sabina el pasado verano y la reciente adjudicación de la gestión del Teatro Calderón a una empresa afín al Bloc-Compromís.

El portavoz del grupo y vicealcalde, Rafel Carbonell, aunque reconoció que la actuación de Anna Serrano pudo haber sido mejor, se mostró seriamente defraudado con el “espectáculo” dado ante la opinión pública sobre su gestión desde el Partido Socialista. “La sensación que tenemos es que se nos ha expulsado del Gobierno”. Carbonell, que compareció arropado del resto de concejales y los secretarios del grupo municipal además de Enric Morera, secretario general del Bloc y Rafael Climent, alcalde de Muro, se refirió a que el PSOE había “priorizado intereses de partido” en este caso y con retirada de competencias de la concejal de Cultura había “roto el pacto de gobierno de manera unilateral”. Aseguró que los cinco concejales nacionalistas dejarían sus funciones en el Gobierno cuando se oficializase la destitución de Anna Serrano. Este extremo comenzó a gestarse con la firma del decreto por parte del alcalde para la retirada de competencias y que ayer entró en vigor. Enric Morera fue más allá consideró la operación de destitución de Anna Serrano como “una estrategia del alartismo para romper el pacto de Alcoi e imposibilitar el cambio político en el País Valencià”

El portavoz del Bloc en Alcoi dejó entrever que las verdaderas razones de la ruptura van más allá de la polémica suscitada con la gestión de Anna Serrano al frente de Cultura. Tuvo duras palabras para el alcalde de Alcoy, el socialista Antonio Francés, a quien acusó de “actuar con prepotencia” y olvidar que el grupo que encabeza obtuvo en las pasadas elecciones municipales el peor resultado de su historia. “Olvida que no tiene mayoría absoluta y que fue la aportación del Bloc-Compromís, que pasó de 2.400 votos a 6.000, la que le permitió gobernar”. Carbonell insistió en que el pacto de coalición junto con a Esquerra Unida abrió una puerta a la esperanza a una experiencia de gobierno en entre tres formaciones progresistas para hacer frente al PP.