Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado abundante material para disturbios en la sede de los Bukaneros

Son bengalas, cohetes, petardos, bates de béisbol, martillos y escudos

Los seguidores del Rayo Vallecano se desvinculan de la violencia de algunos seguidores

La detención ayer por la mañana de un hombre y una mujer cargados con dos artefactos explosivos en Vallecas permitió el registro de la sede social de los Bukaneros (300 socios), los seguidores radicales del Rayo Vallecano, en cuyo interior la policía ha hallado numeroso material para disturbios. Los investigadores vinculan a este grupo los altercados y agresiones a agentes tras la manifestación de la huelga general, mientas que los propios bukaneros se desvinculan en su página web de las posibles actividades violentas de sus integrantes. También han solicitado que se acabe contra “este proceso de criminalización” hacia ellos y que no se manche el nombre de un colectivo con 20 años de historia.

La Brigada Provincial de Información hizo el registro de la sede de los Bukaneros, en la calle de Dolores Folgueras, paralela a la avenida de la Albufera, tras detener a dos de sus posibles integrantes con dos botellas de líquido inflamable y otras dos de gas, un petardo de gran tamaño, clavos y tornillería. De hecho, los investigadores han vinculado en los últimos meses a estos seguidores del Rayo con grupos antisistemas por su participación en disturbios y altercados durante las últimas manifestaciones y concentraciones registradas en la capital.

La policía también registró dos domicilios más, tras conseguir los preceptivos mandamientos judiciales. Las entradas se produjeron alrededor de la medianoche y en las mismas, según ha informado la Dirección General de la Policía, había numeroso material preparado para enfrentarse a los agentes y que ya había sido detectado en otras concentraciones. Entre ellos había 15 bengalas, cinco cohetes, cinco petardos de gran potencia, seis cajas de fósforos, 40 botes de humo, 12 palos de madera –alguno afilado a modo de lanza-, tres bates de béisbol, tornillería de gran tamaño, cuatro martillos, tres defensas metálicas extensibles, 13 escudos de plástico fabricados con tapas de cubo de basura y 14 cascos de moto.

Los policías también se han incautado de varios teléfonos móviles y ordenadores portátiles, así como de información de los socios del grupo ultra. Los agentes de la Brigada Provincial de Información les creen como los presuntos responsables de los disturbios registrados ayer tras la manifestación multitudinaria del 14-N en el que se produjeron 29 heridos, 31 detenidos y numerosos destrozos en la zona centro de la capital. Entre ellos fueron destrozados varias sucursales bancarias, un supermercado y al menos dos restaurantes de comida rápida en los aledaños de Atocha y de Santa María de la Cabeza.

Los Bukaneros explican en su página web que todo el material incautado por la policía lo utilizan para animar a su equipo y que los escudos fabricados con tapas de contenedor se emplean en clases de artes marciales, defensa personal y Aikido. Los disolventes, según su versión, se usan para mezclar tintas y para limpieza. Los seguidores del Rayo, que dicen tener un fin social, apuntan a la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, como la responsable de criminalizar a su grupo y de tener como objetivo acabar con ellos. “Somos simplemente la cabeza de turco que utiliza el gobierno para desviar la atención, ya que interesa más tratar a un pequeño colectivo como auténticos terroristas que hablar de las históricas manifestaciones de ayer o de la enésima actuación desproporcionada e inhumana de las fuerzas de seguridad”, mantiene el colectivo en su página oficial.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram