Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo alega que el millonario dueño del avión era militante del PP

La Xunta Electoral amonesta al Gobierno gallego por séptima vez por vulnerar la Ley Orgánica del Régimen Electoral General

Un ataque a Zapatero como defensa. Con esa estrategia despachó ayer Alberto Núñez Feijóo la fotografía que lo mostraba a punto de subir al avión Paxariño Novo, propiedad del multimillonario de origen gallego José Benito López Carballedo. “Yo asisto a todos los actos y mítines del PP con dinero del partido o de militantes del partido, como fue el caso”, alegó el presidente de la Xunta, “y no me parece adecuado que otros utilicen aviones del ejército o Falcon para hacerlo”. La referencia era al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez, acusado en 2009 por los populares de emplear aeronaves militares para desplazarse a actos del PSOE.

La imagen que provocó la reacción de Feijóo muestra al jefe del Ejecutivo y candidato a la Xunta del PP el pasado 15 de septiembre en el aeropuerto internacional de San Fernando, en Buenos Aires. Junto a él, el embajador español en Argentina, Román Oyarzun, el delegado del Gobierno gallego en la capital de aquel país, Alejandro López Dobarro, o el secretario general de Emigración, Santiago López Camba. El empresario López Carballedo, propietario de una firma de servicios de limpieza líder en el sector, los recogió en el Paxariño Novo, que él mismo pilota habitualmente. Durante la campaña electoral de 2009, que llevó a Feijóo a Monte Pío, una foto del entonces vicepresidente Anxo Quintana en el yate del empresario Jacinto Rey sirvió al PP para atacar al bipartito y lanzar insinuaciones sobre los vínculos empresariales del nacionalismo.

La precampaña —oficialmente, la campaña comenzó anoche— hace días que ha aumentado su intensidad. El cartel con el que los populares pedirán el voto para sus candidaturas escondía, en su presentación pública del miércoles, el logotipo del PP. Ayer, Feijóo, en la misma comparecencia posterior al Consello de la Xunta en la que justificó su viaje en el jet del millonario gallego argentino, explicó que el personal de comunicación del partido tapó la parte del “vota PP” para no violar la ley electoral que prohíbe pedir el voto antes del comienzo oficial de la campaña.

Pero la derecha no ha sido siempre tan escrupulosa. De hecho, también ayer recibió su séptima amonestación en el último mes por incumplir el artículo 50 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg). En esta ocasión, la Xunta Electoral de Zona de Santiago apercibió a la conselleira de Traballo y número uno del PP por A Coruña, Beatriz Mato, por una visita al Centro Integral de Recuperación da Muller. La Justicia exige a Mato y a la concejala de Benestar Social de Santiago, Paula Prado —que la acompañaba en la visita— que “se abstengan de participar en actos similares que pueden vulnerar la normativa electoral bajo paercibimiento de incoar el correspondiente procedimiento sancionador”. Además del PP, solo el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), ha sido amonestado.