Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galicia también 'rodea' su Parlamento

Medio millar de manifestantes en Santiago en la protesta del 25-S

Comenzó siendo una convocatoria difundida por redes sociales para rodear el Congreso de los Diputados en Madrid pero acabó extendiéndose a algunos Parlamentos autonómicos. También en Galicia. Algo más de medio millar de personas se han manifestado este 25-S ante la Cámara gallega encabezados por pancartas en las que se podía leer “Estamos hartos. Todo el poder para el pueblo” y “Abajo el poder”.

La movilización ha comenzado en la Praza Roxa con un reducido grupo de 100 personas que fue ganando adeptos en su camino hacia el Parlamento gallego, en la Rúa do Hórreo. Desde allí, los manifestantes se han dirigido al casco viejo compostelano finalizando en la Praza del Obradoiro. Durante la marcha se han podido escuchar consignas a favor de la huelga general y contra el sistema capitalista. En esta ocasión, el sonido de la cacerolada ha sustituído al de las habituales gaitas de otras convocatorias. Además, y como viene siendo costumbre en algunas de estas movilizaciones desde el estallido del 15-M, las pancartas de sindicatos y partidos han brillado por su ausencia, si bien hubo quien portaba alguna bandera anarquista y republicana.

Entre los manifestantes se han dejado ver rostros conocidos de la política gallega, como el de la coordinadora nacional de Esquerda Unida (EU) y número dos en la candidatura de Alternativa Galega de Esquerda (AGE) por A Coruña, Yolanda Díaz. Para Díaz la manifestación es “una evidencia de que el pueblo es quien más ordena” y que ha tomado parte “por la democracia frente a los mercados”. “La gente está harta y es éste descontento el que hay que canalizar contra Feijóo y Rajoy, que están estafando a la ciudadanía al presentarse con un programa y haciendo todo lo contrario”, ha manifestado. Otro de los que se ha dejado ver en la marcha ha sido Juan Fajardo, cabeza de lista de AGE por Pontevedra y también militante de EU.

Ana Fernández, una de las manifestantes, pone uno de los rostros ciudadanos de la indignación. “No tengo vinculación con ningún partido. Solo soy una persona normal que sale a la calle porque los bancos, las multinacionales y los políticos nos están robando. Ya son demasiadas cosas y quiero que se me escuche”, ha explicado. A diferencia de Madrid, la marcha no ha registrado incidentes con la policía, que escoltó en todo momento a los manifestantes hasta su llegada al Obradoiro.