Socialistas y nacionalistas rehúsan negociar la reforma electoral de Feijóo

El PSdeG no negociará con los populares ninguna reducción del Parlamento

Los diputados del Parlamento, en un pleno del pasado mes de agosto.
Los diputados del Parlamento, en un pleno del pasado mes de agosto.ÓSCAR CORRAL

Por unas horas, las que siguieron a la comparecencia de la portavoz adjunta del grupo popular Marta Rodríguez Arias, el pasado jueves, el PP parecía dispuesto a flexibilizar su propuesta de reforma electoral. Rodríguez abrió incluso la puerta a aplicar la rebaja de diputados de forma que no beneficie tan directamente a los intereses de su partido, al aceptar que se negocie modificar el mínimo de 10 por provincia que incrementa el valor del voto en los graneros populares de Ourense y Lugo. Fue un espejismo. Este fin de semana, el presidente de la Xunta salió de nuevo a defender el modelo de reducción de escaños que más perjudica a la oposición, y el otro portavoz adjunto de los populares, Román Rodríguez, recuperó ayer la misma línea y criticó a la oposición por intentar “condicionar” al grupo mayoritario, lo que calificó de “chantaje”.

Las declaraciones de Feijóo se conocieron el sábado, aunque forman parte de una entrevista con Europa Press realizada el jueves, el mismo día que Marta Rodríguez amagaba con modular su propuesta. En ella, el presidente de la Xunta rechazaba que la reducción afecte a los 10 escaños por provincia porque ese debate puede “perjudicar a Galicia” si se traslada al ámbito estatal. Ayer, Román Rodríguez coincidió no solo en esa tesis, sino también en defender que el cambio se realice por el trámite parlamentario de urgencia. “Se trata solo de cambiar un número”, argumentó.

En todo caso, la oposición reiteró ayer su rechazo a negociar cualquier medida que merme la representatividad del Parlamento. Por el PSOE, su portavoz en la Cámara, Abel Losada, invitó al grupo mayoritario a que emplee “el procedimiento que considere”, porque en todo caso el PSdeG “no va a estar en un pucherazo electoral de Feijóo ni en un recorte de la representatividad”. Los socialistas únicamente admiten la posibilidad de ajustar el coste que el Parlamento tiene para los ciudadanos.

“Se trata solo de cambiar un número”, defiende el grupo mayoritario

“Estamos radicalmente en contra de que se menoscabe la representación de los ciudadanos en la política autonómica”, sentenció Losada, que suscribió así el rechazo a negociar manifestado la pasada semana por la coordinadora de la ejecutiva del PSdeG Carmen Gallego. El portavoz parlamentario tachó la iniciativa de los populares de “estrategia claramente electoral, un pucherazo para garantizar una mayoría absoluta que ven peligrar”. “Es evidente que el PP está inmerso en un proceso brutal de minusvalorar el Parlamento autonómico porque facilita el proceso recentralizador”, acusó Losada, quien subrayó que su partido ha presentado una alternativa para reducir el coste de la actividad parlamentaria sin tocar la representatividad, y sobre el que aún espera respuesta.

La viceportavoz del grupo nacionalista, Ana Luisa Bouza, zanjó la postura de los nacionalistas gallegos con una frase: “No vamos a debatir sobre el recorte de diputados”. Bouza criticó en todo caso al PP por carecer de “escrúpulos en el uso de su mayoría” a lo largo de la legislatura para otras iniciativas.

Pese al rechazo de la oposición, que no solo no negociará una reducción de diputados sino que amenaza con ausentarse del hemiciclo cuando se debata la reforma en el Parlamento, Román Rodríguez insistió en ofrecer el mes de septiembre para conversar con PSOE y BNG. Claro que esas conversaciones solo afectarán a recortes adicionales en el gasto. “La oposición propone tener un Parlamento de 75 diputados al coste de 61; nosotros queremos uno de 61 que cueste como si tuviera 47”, declaró el portavoz adjunto del PP.

La reforma que plantean los populares pasa por establecer un mínimo inicial de 10 diputados por provincias, al igual que en la actualidad, y pasar de los 35 que ahora se distribuyen de forma proporcional a la población de las provincias a solo 21. De esta forma, se merma la representatividad de las provincias de A Coruña y Pontevedra, las más pobladas, y en las que el PP obtiene sus porcentajes de apoyo más bajos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción