Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un fallecido y 22 pueblos afectados

Cruz Roja Española afirma haber atendido ya a casi 800 personas, tanto vecinos desalojados como brigadistas y personal de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Coches calcinados en las proximidades de la aldea de Osset, en el término de Andilla,
Coches calcinados en las proximidades de la aldea de Osset, en el término de Andilla,

Un piloto militar fallecido y otros dos pilotos heridos en accidentes de helicóptero son el saldo de víctimas de los incendios que desde el pasado jueves han afectado a 22 términos municipales de la Comunidad Valenciana. Más de 600 personas y 18 medios aéreos continúan enfriando las zonas de Cortes de Pallás y Andilla, donde el fuego ha tenido pequeñas reproducciones. Todavía quedan dos frentes abiertos en los que la Unidad Militar de Emergencias (UME) sigue trabajando.

El incendio de la zona de Cortes, que se inició el jueves pasado, ha quemado ya 28.643 hectáreas, 23.602 de ellas de vegetación de matorral. El incendio de Andilla, provocado el viernes, ha arrasado ya 19.940 hectáreas, de las cuales 13.293 son masa forestal arbolada.

Luis Recatalà, investigador del Centro de Investigación sobre Desertificación (CIDE), afirma que la zona quemada es de alto valor ecológico y el daño producido podría ser muy grave.

Los incendios obligaban ayer a mantener cerradas siete carreteras de la zona, tres de ellas en la zona de Cortes de Pallás (CV-425, CV-428 y CV-429) y cuatro en los alrededores del incendio de Andilla (CV-245, CV-34, CV-342 y CV-343).

Cruz Roja Española afirma haber atendido ya a casi 800 personas, tanto vecinos desalojados como brigadistas y personal de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Los equipos de emergencias mantienen dos albergues en las localidades de Villar del Arzobispo y Altura, donde los dos primeros días de incendio habilitaron un total de 521 camas para acoger a los desplazados. La noche del lunes los albergues gestionados por Cruz Roja acogieron a 273 personas, de las cuales ya solo 21 eran vecinos evacuados de zonas residenciales.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, anunciaron el martes la creación de una comisión mixta interdepartamental con el objetivo de fijar antes del viernes las ayudas para los afectados por los incendios, que pueda ser aprobado por el pleno del Consell y por el Consejo de Ministros, para atender “de manera inmediata” a los vecinos de los 22 municipios cuyos términos han sufrido daños.

Según ha señalado el ministro, una vez “delimitados” los incendios el objetivo es que los afectados reciban “cuanto antes las ayudas de las que se han hecho acreedores”. Asimismo, ha señalado que el Consell solicitará un crédito extraordinario “si fuera necesario”.

Más información