Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición carga contra la "destrucción" de la salud pública

Puig acusa a Rajoy de usar a los valencianos "como cobayas"

Oltra rechaza el negocio de la salud y Sanz tilda de asesinato la medida

El secretario general del PSPV-PSOE, Joaquim Puig, ha lamentado hoy que la Generalitat, con su cambio de modelo sanitario, ha convertido a los valencianos en "las cobayas" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "para experimentar la destrucción del sistema público de salud".

Puig, en declaraciones difundidas desde su partido, ha condenado la reforma sanitaria aprobada hoy por el pleno del Consell con la finalidad de "intensificar" la colaboración público-privada y lograr un ahorro total de 2.260 millones de euros, que ayude a reducir el déficit.

"El Gobierno valenciano ha decidido privatizar la sanidad pero, sobre todo, ha decretado las desigualdad de las personas ante la enfermedad", ha aseverado.

Para el socialista, esta decisión del Ejecutivo autonómico está "dirigida" desde el PP nacional y pretende convertir a los valencianos en "las cobayas de Rajoy para experimentar al destrucción del sistema público de salud vigente en España desde los años 80, el que universalizó la salud publica".

El también diputado nacional del PSOE por Castellón considera que el Consell va a acometer "una voladura controlada del servicio valenciano de salud y del Estado del Bienestar de los valencianos".

Puig considera que, en defensa de estas medidas, no se puede alegar ningún argumento de tipo económico porque durante los 17 años de gobierno del PP en la Comunitat Valenciana "se han despilfarrado miles y miles de recursos".

Compromís

La coalición Compromís se ha opuesto hoy al nuevo modelo de sistema sanitario público anunciado por el Consell, al entender que se pretende "hacer negocio con la salud", según ha asegurado la diputada de esta formación, Mónica Oltra.

El Gobierno valenciano ha apostado por un nuevo modelo sanitario que "intensificará" la colaboración público-privada como una de las princiales medidas incluidas en el plan de reequilibrio financiero con el que se pretende reducir el déficit, y que supondrá un ahorro total de 2.260 millones de euros.

En un comunicado, Oltra ha afirmado que "como ya no pueden saquear de otros sitios porque ya han dejado las arcas públicas vacías, ahora quieren hacer de nuestra salud un negocio, algo a lo que rechazamos frontamente. Nuestra salud no puede ser un negocio para los amigos del PP".

En este sentido, la coalición ha manifestado que va a emprender todas las acciones necesarias para que esta privatización no se lleve a cabo.

Para la portavoz adjunta de Compromís, Mónica Oltra, "la decisión del Consell de privatizar la gestión de la sanidad pública obedece a los indicios de intervención inminente por parte del gobierno central sobre una economía valenciana que el PP ha dejado para el arrastre".

Esquerra Unida

La coordinadora y portavoz de Esquerra Unida (EU) en las Cortes, Marga Sanz, ha afirmado que el Gobierno valenciano, dirigido por el PP, "ha asesinado a la sanidad pública valenciana" al introducir un nuevo modelo sanitario que "intensificará" la colaboración público-privada.

En un comunicado, Sanz ha condenado las medidas aprobadas hoy por el pleno del Consell para acometer un "cambio de modelo" en la sanidad valenciana, en el marco del plan de reequilibrio financiero con el que se pretende reducir el déficit, y que supondrá un ahorro total de 2.260 millones de euros.

La líder de EU ha exigido al Consell que "frene de inmediato la privatización de la gestión sanitaria", en el que considera "el golpe definitivo a uno de los pilares fundamentales del Estado del Bienestar".

Para Sanz se trata de una "barbarie" por la que se permitirá "entregar a manos privadas" la gestión de todos los hospitales públicos y de los departamentos sanitarios.

"El PP ha puesto a la venta la sanidad pública, va a dársela a las empresas privadas que ya están frotándose las manos. Y las consecuencias serán terribles", ha augurado.