Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Audiovisual pide a Rajoy que actúe por las críticas a los andaluces

Los consejeros del PP del organismo autonómico votan en contra de la resolución aprobada

La presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía, Emelina Fernández Soriano
La presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía, Emelina Fernández Soriano

El Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) ha acordado exigir al Gobierno de Mariano Rajoy que castigue los ataques a los andaluces vertidos por varios programas de las cadenas Intereconomía y 13TV tras las elecciones autonómicas del 25 de marzo. La resolución aprobada este miércoles por el pleno del Audiovisual, a la que ha tenido acceso este periódico, plantea elevar a la Subdirección General de Contenidos de la Sociedad de la Información, dependiente del Ministerio de Industria, varias quejas que ha recibido sobre tres programas emitidos en estas dos cadenas.

Al ser televisiones de ámbito estatal, el Audiovisual no tiene competencias para tomar medidas contra sus responsables, pero sí para trasladar las quejas al ministerio. La resolución del pleno del CAA se acordó por mayoría simple porque los cuatro consejeros nombrados a propuesta del PP votaron en contra.

Las quejas recibidas se refieren a las emisiones del 25 y el 26 de marzo de los programas El gato al agua y Dando caña, de Intereconomía, y al programa de la noche electoral de 13TV. La resolución del Audiovisual hace tanto referencia a los comentarios vertidos por los presentadores e invitados de los programas como por los SMS difundidos en los faldones publicitarios de algunos de estos espacios.

La queja del Audiovisual se centra en tres programas de 13TV e Intereconomía

El acuerdo del CAA recoge una selección de estos comentarios: “Andalucía es una región que parece sacada del Tercer Mundo y la han implantado aquí”; “Andalucía es una ruina y los andaluces, más”; “Andalucía es una sociedad con gravísimos problemas morales, sociales... una sociedad enferma”. Según el Audiovisual, los comentarios hechos por los presentadores o invitados a los programas podrían vulnerar el artículo 4.2 de la Ley General de la Comunicación Audiovisual, de 2010, que establece que la comunicación audiovisual “nunca podrá incitar al odio o a la discriminación por razón de género o cualquier circunstancia personal o social y debe ser respetuosa con la dignidad humana y los valores Constitucionales”.

En el caso de los programas que difundieron mensajes de texto enviados por espectadores a través de líneas de tarificación adicional, la resolución del Audiovisual recuerda que la ley prohíbe la publicidad que “cause o difunda ofensa individual o colectiva”.