Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trias se inclina ahora por abrir un túnel bajo Glòries

El regidor de Urbanismo, Antoni Vives, se queda solo en la defensa del barrio marinero Blau@Ictinea

Antoni Vives, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona.
Antoni Vives, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona.

La plaza de las Glòries tendrá su túnel. El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona presentó ayer a los otros grupos políticos del Consistorio nuevos estudios sobre la reforma. Dichos planes incluyen un túnel para soterrar la Gran Via que se calcula que costará 65 millones de euros. La boca de salida, según personas presentes en la reunión, estaría entre la calle de Castillejos y la de Padilla. Según otro estudio económico, del Instituto Cerdà, la transformación de la zona tendría un impacto económico de 830 millones de euros.

 Según los planes de Urbanismo, el nuevo túnel sería construido bajo el modelo belga, es decir, sin tuneladora. El Gobierno de CiU ha cambiado de opinión sobre el túnel en tres ocasiones. El anterior plan, aprobado por los socialistas, preveía un túnel de 1,8 kilómetros que había de costar 138 millones de euros. El Ayuntamiento lo rechazó por caro y propuso utilizar uno de los túneles ferroviarios que discurren por debajo de la plaza. Esta solución, ya descartada y que necesitaba la aprobación del Ministerio de Fomento, costaba 25 millones.

Por otra parte, Jordi Portabella, presidente de Unitat per Barcelona, hizo público otro informe sobre el impacto económico de la transformación de las Glòries que también fue debatido durante la reunión de ayer. La obra civil, según la investigación encargada al Instituto Cerdá, generaría 7.300 puestos de trabajo, 4.200 directos.

Urbanismo, cuyo regidor es Antoni Vives (CiU), intenta así apuntalar uno de sus flancos abiertos, algo que aún tiene muy crudo. El PP confirmó ayer que presentará en el pleno de este viernes una proposición que pretende que CiU renuncie al proyecto del Blau@Ictinea, un gran barrio de 2.000 viviendas en la zona del Morrot que combinaría uso residencial con equipamientos destinados a la docencia, la investigación y sedes empresariales. CiU necesitaría un pacto para llevarlo a cabo, pues está en minoría.

El PP pedirá al gobierno que priorice todas las obras de equipamientos que tiene por finalizar en la ciudad antes de meterse en la nueva aventura urbanística, que es una apuesta personal de Vives y el arquitecto jefe de la ciudad, Vicente Guallart. La redacción del proyecto del Blau@Ictinea figura en la propuesta de plan de acción municipal. El PSC ya ha mostrado su oposición al nuevo barrio marinero en varias ocasiones.