Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mario Gas abandona el Teatro Español

El director catalán aterrizó en el cargo de la mano de Gallardón en 2004

Se rumoreaba su salida desde la llegada a la alcaldía de Madrid de Ana Botella

Mario Gas posa en el escenario del Español hace un mes. Ampliar foto
Mario Gas posa en el escenario del Español hace un mes.

El director de teatro Mario Gas deja la dirección del Teatro Español. Así lo han confirmado desde el propio teatro, aunque aún no precisan cuándo se va a producir esa salida. La marcha del director catalán se rumoreaba desde la llegada a la alcaldía de Madrid de Ana Botella, y la salida de la anterior delegada de Las Artes, Alicia Moreno. Esta mañana también hubo rumores en círculos municipales sobre una posible destitución de Mario Gas. Una portavoz municipal ha descartado que el director haya sido destituido.

El director catalán llegó al Ayuntamiento de Madrid en 2004 de la mano de Gallardón y, especialmente, de la de Moreno.El nuevo fichaje de Botella para la cultura madrileña, Natalio Grueso, se incorporó oficialmente ayer mismo como director de programación artística. Gas está actualmente dirigiendo el musical Follies en el Español, en cartel hasta abril.

Con motivo de este estreno, concedió una entrevista a este diario hace apenas un mes, en la que dijo sobre su futuro: “Mi situación es que soy director de este teatro, que tuve un primer contacto en el delegado de cultura y, de momento, estamos esperando a que nos cuenten más cosas”. Se titulaba: “Me molestan los mercaderes: Jesús los expulsó del templo”.

Una vida de teatro y cine

Mario Gas es uno de los directores más reconocidos y uno de los hombres más versátiles de la escena española. Tiene a sus espaldas más de un centenar de obras de teatro y actuaciones en más de 30 películas.

Nació en Montevideo durante una gira por Sudamérica donde su padre, Manuel Gas, estrenaba el repertorio de zarzuela del maestro Pablo Sorozábal. Formó varios grupos de teatro independiente y universitario en la segunda mitad de la década de los años 60, que ayudaron a definir su carrera de actor, director, gestor cultural y director artístico.

Ha firmado casi un centenar de direcciones tanto de teatro como de ópera y musicales. Entre sus últimos trabajos cabe destacar: Un fragil equilibri, de Eduard Albee; Un tranvía llamado deseo, de Tennessee Williams; Muerte de un viajante, de Arthur Miller; el musical Sweneey Todd; Las Troyanas; Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny (de Bertolt Brecht y Kurt Weill), obra con la que se inauguró el nuevo espacio, Naves del Español, en Matadero Madrid, gestionado por el Teatro Español; Homebody/Kabul, de Tony Kushner; L’elisir d’Amore de Donizetti, (Gran Teatre del Liceu y Teatro Real de Madrid) o A Electra le sienta bien el luto (Festival de Mérida) y así un largo etcétera que nos llevaría al año 1965 en el que figura su primera dirección con la obra de Alfonso Sastre Asalto nocturno, cuando tan sólo contaba con 18 años. 

Como gestor teatral ha sido el director de Festivales como el de Otoño de Barcelona y del Festival Olimpic de les Arts, director del Teatre Condal, del Saló Diana y del Festival Grec en el año 1976. A lo largo de toda su carrera, Mario Gas, ha combinado sus trabajos como director con los de, además de gestor, profesor de interpretación, iluminador, escenógrafo, actor y director de doblaje. Ha trabajado como actor en más de una veintena de largometrajes como, por ejemplo: El coronel Macià de Josep María Forn; Blanca Madison, de Carlos Amil; Adela, de Eduardo Mignogna; Amic Amat, de Ventura Pons; Chatarra, El placer de matar, Las pistolas y Delirios de amor, todas de Félix Rotaeta; El Largo invierno, de Jaime Camino; L'amor és estrany, de Carles Balaguer, y muchas más. En televisión ha intervenido entre otras en: La doble historia del doctor Valmy de Buero Vallejo, Recuerdo de dos lunes de Arthur Miller, o en las series: La mujer de tu vida y Delirios de amor, Gatos en el tejado (series de TVE).

Como actor de teatro cuenta con una treintena de producciones; entre las últimas se encuentran: A Electra le sienta bien luto; Orestiada; Electra, versión de José Sanchis Sinistiera dirigida por Antonio Simón. Desde el año 2002 al 2004 estuvo interpretando el monólogo Mi suicidio, de Henri Roorda, dirigido por Fernando Bernués; A Little Night Music de Stephen Sondheim; La Reina de bellesa de Leenane, de Martin McDonagh; El prisionero de Spandau, de Helder Costa; Edip Tirà, de Sófocles-Heiner Müller, dir. Matthias Langhoff; Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores, dir. Jorge Lavelli, o Enrique IV de Pirandello, entre otras muchas.

Como director de cine ha realizado dos cortometrajes y un largometraje en 1997, El Pianista, basada en la novela del mismo nombre de Manuel Vázquez Montalbán. Ha sido galardonado con varios premios de la escena: Premio del público al mejor espectáculo musical de la temporada de la Revista BCN por A Little Night Music; Premio Max al mejor montaje teatral de 1999 por La Reina de Bellesa y de 1998 por Sweeney Todd; Premio de la Crítica de Barcelona; Premio de la Asociación d’Actors i Directors de Catalunya, Premio Nacional de Teatre de la Generalitat de Catalunya y Premio Max de la SGAE a la mejor Dirección Escénica y mejor musical por Sweeney Todd; Premi de la Crítica de Barcelona al Mejor Espectáculo por Martes de Carnaval, y así hasta llegar a más de una veintena de galardones.