Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán promete un instituto de crédito para ayudar a las pymes

Rubalcaba pide iniciar desde Andalucía la recuperación de la socialdemocracia

José Antonio Griñán y Alfredo Pérez Rubalcaba saludan a los asistentes al mitin celebrado en Atarfe (Granada).
José Antonio Griñán y Alfredo Pérez Rubalcaba saludan a los asistentes al mitin celebrado en Atarfe (Granada).

 

El presidente de la Junta de Andalucía y candidato a la reelección por el PSOE, José Antonio Griñán, anunció ayer su intención de crear una “agenda por el empleo” que logre unir a todas las administraciones y para la que la Junta invertirá “12.000 millones de euros”. Con una tasa de paro que en la comunidad está situada en el 31%, el PSOE, igual que el PP, va a centrar su programa electoral en la creación de empleo. Y, además, “empleo con derechos”, matizó Griñán.

El secretario general del PSOE andaluz inició ayer, arropado por el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, la precampaña en un mitin en Atarfe (Granada), y desveló algunas otras propuestas que incluirá el programa que se aprueba hoy en el comité director. Con el eje central puesto en el empleo y fundamentalmente en el de los jóvenes, el PSOE propone crear un “instituto de crédito público” para solventar uno de los “grandes problemas” de la economía, que es, recordó el candidato, que los pequeños empresarios y autónomos “no encuentran dinero”. La demanda de un ICO andaluz es una antigua reivindicación de Izquierda Unida.

Para facilitar los trámites de creación de empresas, el PSOE aboga por la figura de un “agente emprendedor”, que, según explicó Griñán, será algo similar a un “médico de familia” que facilite los trámites y agilice el proceso que va desde el momento en el que se tiene la idea hasta la constitución real de la empresa. Esas fueron las tres ideas básicas que desgranó en un acto que congregó a menos asistentes que el que en octubre pasado, con idénticos protagonistas (Rubalcaba y Griñán) y mismo lugar, tuvo lugar en la precampaña del 20-N.

Rubalcaba precedió a Griñán y arrancó su intervención con el compromiso que en nombre de todos los socialistas, según dijo, tiene el PSOE para “devolver” a Andalucía “un poco de lo mucho que nos habéis dado en toda la historia de España”.

Para dejar claro que atrás quedaron las diferencias que hubo en el 38º congreso federal, prometió trabajar “codo con codo” con Griñán para lograr una victoria que se antoja muy complicada, a tenor de todas las encuestas publicadas que dan al PP como ganador.

Recalcó su apoyo al líder andaluz, y aunque reconoció llevar casi un año de campaña, pidió un último “esfuerzo” para impedir que gane la derecha. “Nos han mentido dos veces, pero no vamos a dejar una tercera”, subrayó. Pérez Rubalcaba acusó a Mariano Rajoy de “mentir” y tras criticar que ahora el Ejecutivo pida “desdramatizar” los datos las cifras del paro, se refirió a los presupuestos y manifestó: “Bruselas le ha dicho a Rajoy que no gana confianza escondiéndolos. Y yo le digo hoy aquí que tampoco va a ganar Andalucía escondiendo los presupuestos”.

Tanto el secretario federal como el andaluz, pidieron a la región “enseñar el camino a la socialdemocracia europea” y para ello Griñán prometió “dejarse la piel” y tratar de impedir que la “marea conservadora” llegue a Andalucía. “Si equivocamos el camino vamos a retroceder aquello que teníamos seguro”, vaticinó con la sanidad y la educación como pilares fundamentales. “El progreso hay que seguir construyéndolo, no destruyéndolo”, insistió Griñán.

El candidato socialista, cuya intervención fue interrumpida brevemente por las protestas de un grupo de profesores interinos, aprovechó también para dar al PP la “bienvenida” a la crisis, puesto que ahora, en vez de responsabilizar al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero del aumento del paro, lo achacan a la coyuntura económica.

“No hay recetas mágicas”, insistió Griñán, que pidió al auditorio confiar en la “fuerza de los votos” para ganar las elecciones y evitar retrocesos en igualdad, sanidad y educación.

Con las encuestas en contra y parte del electorado desmovilizado, Griñán terminó su intervención con un ruego. “La victoria no son 300 mítines, son 300.000 andaluces hablando todos los días a todo el mundo”. Y así invitó a los asistentes a hacer campaña con él. “Os necesito a todas, a todos, mayores, jóvenes y talludicos. Que no falte ni uno en estas elecciones, en esta campaña. No pasarán”, concluyó el socialista.