Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una Rosalía inédita

Ramón Torrado, estudioso de la poeta, localiza un retrato desconocido en el archivo de la Real Academia

Fotografía descubierta por Ramón Torrado en el archivo Juan Naya de la Real Academia Galega.
Fotografía descubierta por Ramón Torrado en el archivo Juan Naya de la Real Academia Galega.

Debía de pertenecer al particular archivo de Gala Murguía, porque en el envés la foto llevaba escrito su nombre. Esta circunstancia hizo que durante tantos años, hasta hace poco más de dos meses, quienes habían tenido en sus manos la estampa imaginasen, sin darle más vueltas, que se trataba de un retrato de una de las hijas de Rosalía de Castro. Cuando revisaba, para grabar un vídeo, unas copias en alta resolución que guardaba en casa desde hacía más de una década, Ramón Torrado, profesor de instituto y estudioso de la poeta, reparó en un rasgo característico de la autora de Follas Novas: la caída de párpado no la tenía su hija, que además, según otras fotos con las que se puede comparar esta, era de rostro más afilado que su madre. Después de un tiempo de consultas, y alentado por especialistas en la figura de Rosalía, ahora Torrado ha decidido hacer público su hallazgo, y lo ha hecho a través de Certo, xornal virtual do Barbanza, del que es colaborador.

 Hasta el momento, Rosalía de Castro no estaba identificada más que en una docena de imágenes, y las más difundidas, recuerda en su artículo el profesor de inglés en el IES de Boiro, “crean una idea estereotipada de mujer más bien apocada, bondadosa rayando una soporífera beatitud [...]. Una gran mentira”. En esta nueva fotografía, cuyo original pertenece a la colección Juan Naya y se guarda en la Real Academia Galega, “ella es diferente”, contrapone a continuación Torrado: “Se ve una mujer llena de fuerza, de intensa, melancólica y compasiva mirada, con la mano en el pecho, segura de su valor, engalanada con pieles y joyas”.