Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rus calla en la junta provincial para rebajar la tensión con Fabra

El alcalde de Alberic y los ediles expulsados intentan sin éxito ser oídos en el PP

La reunión del PP provincial se convirtió en una formalidad que apenas duró media hora

Clemente, Rus, Fabra y Barberá, ayer, antes de la junta directiva provincial del PP de Valencia.
Clemente, Rus, Fabra y Barberá, ayer, antes de la junta directiva provincial del PP de Valencia.

El presidente provincial del PP de Valencia, Alfonso Rus, se apuntó ayer a la ley de silencio en un intento de rebajar la tensión con el presidente regional y de la Generalitat, Alberto Fabra.

Rus eludió ayer a los medios de comunicación y se limitó a presentar de la manera más formal posible a Fabra, que ayer presidió la junta directiva provincial del PP de Valencia, como el martes hizo con la de Alicante y el lunes con la de Castellón.

El encuentro apenas duró media hora. Tras una breve exposición de Fabra, en la que explicó la difícil situación económica que tiene que afrontar, apenas hubo intervenciones. Tan solo algún alcalde agobiado por los retrasos de la Generalitat que se preguntó cuándo podrá hacer frente a las facturas que arrastra desde hace meses.

No intervino ninguno de los altos cargos del PP de la provincia de Valencia, aunque sí acudieron la gran mayoría, incluidos los consejeros de la provincia de Valencia, la alcaldesa Rita Barberá y el presidente de las Cortes, Juan Cotino. Para que no hubiese disensiones, se evitó cualquier elemento de conflicto, lo que se tradujo en la ausencia del alcalde de Manises y vicepresidente de la Diputación, Enrique Crespo, imputado en el caso Emarsa.

Los alcaldes agobiados por los impagos del Consell piden que se solucione la asfixia financiera

En los últimos días, Alberto Fabra ha intentado suavizar sus relaciones con Rus y con Barberá para intentar reconducir el malestar existente en el PP de la provincia de Valencia, donde más críticas se han realizado a la gestión del presidente de la Generalitat.

En su alocución, Fabra instó a los cargos populares a defender públicamente la necesidad de los recortes adoptados en la Generalitat y a responsabilizar al anterior Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero de la situación existente. A los alcaldes intentó calmarlos con el anuncio, ya hecho público el martes en Alicante, de que el Consell aprobará mañana viernes una partida de 20 millones de euros para paliar parte de la deuda con los talleres de empleo existentes en los pequeños municipios.

Al término de la reunión, el secretario general del PP, Antonio Clemente, reconoció que la partida de 20 millones de euros “solo es un pequeño respiro”, pero responsabilizó al anterior Gobierno central de haber maltratado a la Comunidad Valenciana.

Clemente aseguró que en la reunión no hubo ni una sola referencia al expresidente Francisco Camps, ni a la posibilidad de que puedan cuestionar el liderazgo de Fabra.

El secretario general asegura que no hubo ni una sola referencia al expresidente Francisco Camps

A la convocatoria de la junta directiva provincial también acudieron el alcalde de Alberic, Toño Carratalà, y los otros cinco ediles expulsados del PP por presentar una moción de censura contra el anterior alcalde del PP con ayuda de los ediles de Coalición Valenciana.

Carratalà explicó que intentaron sin éxito conversar con Fabra o con Rus para explicarles directamente su versión del conflicto, aunque no tuvieron éxito y tuvieron que abandonar la sede del PP.

Carratalà explicó que acudieron a la junta directiva provincial con la idea de que se iba a hablar de su expulsión, pero no merecieron ni un comentario. “Nunca se nos ha dado la posibilidad de recurrir, pero seguimos confiando en la democracia del PP”, indicó el nuevo alcalde de Alberic. “Hemos hablado con el secretario regional pero no nos ha dado ninguna solución”.

Antonio Clemente recalcó que el nuevo alcalde de Alberic y el resto de concejales están en una situación irregular. “Las medidas ya se han tomado”, prosiguió el secretario regional del PP, “y más importante que el Ayuntamiento de Alberic está la dignidad del PP”.

 

Más información